Alorgasmia/Fantasear con otr@s

Cada día, las parejas aceptan su sexualidad más libre y sanamente a través de distintas conductas y comportamientos sexuales, siendo una de las más comunes la alorgasmia. Aunque no siempre se conversa este comportamiento con la pareja -muchas veces por pudor- se ha descubierto que esta práctica puede ser beneficiosa y, a pesar de ser bastante común, se desconoce por su nombre.

La imaginación es la clave de la alorgasmia, que consiste en imaginar en tu mente que con quien estás en ese momento no es tu pareja, sino otra persona. Muchas personas piensan en iconos sexuales reconocidos, artistas, deportistas, en alguien cotidiano, desconocido o incluso ex novios, y situaciones que vivirían con ellos.

La alorgasmia es una fantasía sexual y se da cuando una persona que está manteniendo relaciones sexuales, piensa en una tercera persona al momento del encuentro, lo que le provoca mayor placer y, muchas veces, contribuye a alcanzar el clímax. Además, el término de alorgasmia también se aplicaría a aquellas ocasiones de autoerotismo en que se piensa en un otro.

Es muy importante que no confundas el término alorgasmia con anorgasmia, ya que el segundo el la incapacidad de una mujer para llegar a orgasmo y el primero está en el terreno de la fantasía sexual.

¿Puede ser perjudicial para la pareja?

Para nada, lejos de lo que se cree, algunos estudios concluyeron que fantasear con terceras personas está cada vez más aceptado entre las parejas, ya que contribuye a un mayor acercamiento y complicidad entre los integrantes de la misma.

Lo importante es que reconocerla como una fantasía, un juego que no tiene nada que ver con una infidelidad ni con estar enamorado de la persona con la cual se fantasea.

Las fantasías de este tipo no son otra cosa que procesos mentales que, en el momento del sexo, ayudan a ponerse a tono, y son grandes reveladoras de nuestros deseos más íntimos. Según expertos, pueden servir como una alternativa para romper con la rutina y monotonía que se genera en muchas parejas.

Sin embargo, si la alorgasmia se repite muy a menudo, lo que empezó como un juego inofensivo puede convertirse en un grave problema que haga que los miembros de la pareja se distancien y se vuelvan desconfiados.

¿Cuál es el límite entre la fantasía y convertirse en un problema?

Hay quienes fantasean con un actor o actriz de tv, o con alguien de nuestra vida real, con el fin de enriquecer la relación sexual y lo viven de forma muy positiva, pero si todo el tiempo estamos imaginando que estamos en los brazos de otro al hacer el amor con nuestra pareja, definitivamente estamos en un problema.

A veces lo que empieza siendo un juego inofensivo, Una forma de motivarnos, termina por convertirse en el motivo por el cual nos distanciamos o nos alejamos más aún de nuestra pareja al igual que cuando la alorgasmia me lleva a la anorgasmia, es decir que mis posibilidades de llegar o no al orgasmo estarían dadas solo en la medida en que piense en el otro.

En ocasiones estas fantasías nos crean culpa, sentimientos de que somos infieles y nos llevan muy contrariamente a lo deseado, a inhibirnos ante el acto sexual, haciéndonos sentir mal con nosotros mismos y por ende con nuestra pareja.

Más allá de llegar a juzgarme,  y a sentir culpa frente a mí mismo y frente al otro es importante hacer un alto y pensar:

¿Por qué necesito emplear este tipo de fantasías en mi relación de pareja?
¿Es la rutina, o la monotonía lo que me lleva a esto?
¿Qué necesidad no tengo satisfecha que me lleva a ello?
¿Qué es lo que no obtengo de mi pareja, que necesito recurrir a estas fantasías?
¿Puedo reconstruir mi sexualidad con mi pareja, que necesitaría para ello?
¿Dónde estoy yo frente a mi relación de pareja y mi sexualidad con ella?

Dejar de desear a la pareja con la que se tiene sexo, es el problema más grave de la alorgasmia, ya que puede provocar distanciamiento y evitar que se disfrute con plenitud del sexo.

Si ello ocurre lo mejor es acudir con un especialista para tratar el por qué la pareja prefiere pensar en alguien más que en su propia pareja.

 

¿Te ha pasado? ¿Has tenido fantasías con otras personas mientras estás con tu pareja? ¿Ha implicado un problema para tu vida amorosa o sexual?


Comentar

Se el primero en comentar

Notificación de
avatar
wpDiscuz