Bisexualidad

La bisexualidad es una clasificación de la orientación sexual. Millones de personas en todo el mundo se identifican como bisexuales y lo consideran como una parte natural y gratificante de sus vidas. Desafortunadamente, a veces puede resultar difícil aceptar tu bisexualidad, en especial, si todavía no la has definido como tal. Para lograrlo, trata de aceptar tu sexualidad y averigua lo que la bisexualidad significa para ti personalmente. Asimismo, acepta que no hay nada malo con ella. Finalmente, busca apoyo de amigos, familiares y miembros de la comunidad LGBT.

La bisexualidad es algo real y no es igual que ser gay o lesbiana

Mucha gente niega la existencia de la bisexualidad y considera que cualquier persona que se identifica a sí misma como bisexual en realidad está tratando de maquillar o esconder su homosexualidad. Sin embargo, los resultados de múltiples estudios revelan que la bisexualidad implica una serie de patrones de interés y atracción sexuales muy diferentes de los correspondientes a la homosexualidad. En apoyo a esta idea podemos citar un estudio en el que los participantes visionaron fotografías de hombres y mujeres mientras los investigadores analizaban cuanto tiempo pasaban viendo cada una de la ellas. Los resultados del estudio revelaron que las personas bisexuales pasaron la misma cantidad de tiempo viendo fotos de personas de ambos sexos. Por el contrario, los homosexuales pasaron más tiempo viendo fotos de personas de su mismo género.

Paralelamente, otros estudios han demostrado que los hombres bisexuales muestran idénticas respuestas de excitación sexual y genital con ambos sexos, mientras que los homosexuales se excitan solamente con personas de su mismo sexo.

Los bisexuales no tienen por qué ser necesariamente más activos sexualmente que los demás

Uno de los estereotipos más frecuentes relativos a los bisexuales es que “tienen ganas constantes de tener sexo”. Sin embargo, un estudio realizado en el año 2007 y publicado en la revista “Archives of Sexual Behavior”, realizado sobre una población de 200.000 participantes, reveló que los bisexuales tienen unos comportamientos sexuales bastante similares que el resto de la gente. Para ser más exactos, los índices medios de deseo e impulso sexual (evaluados en una escala del 1 al 7) fueron de 5,47, 5,28 y 5,26 para hombres heterosexuales, bisexuales y gays, respectivamente. Por el contrario, los índices medios para el otro género fueron de 4,51, 4,91 y 4,60 para mujeres hetero, bisexuales y lesbianas, también respectivamente. Como se puede ver, dentro de cada uno de los géneros, las diferencias entre los índices de impulso sexual entre personas de distinta orientación sexual son bastante pequeñas.

Ser bisexual no significa necesariamente que uno/a se sienta atraído/a de igual manera por hombres y mujeres

Ser bisexual significa tener la capacidad de sentirse atraído/a tanto por hombres como por mujeres, pero la atracción por ambos sexos no tiene que ser necesariamente de la misma fuerza o magnitud. Por ejemplo, estudios han demostrado que los hombres bisexuales suelen mostrar casi siempre una mayor atracción sexual-genital por un determinado sexo que por el otro. Sin embargo no hay una pauta para establecer cuál les excita más (unos se sienten más atraídos por los genitales femeninos y otros por los masculinos). Otras personas bisexuales pueden sentir una atracción idéntica por ambos sexos.

El término bisexual no resulta nuevo en la sociedad, ni mucho menos en la literatura científica. Los casos más notorios fueron las teorías del padre del Psicoanálisis, Sigmund Freud quien aseguró que "todos en potencia éramos bisexuales" o los estudios del investigador Alfred Kinsey en la creación de la escala que establecía la orientación sexual de cada uno.

Actualmente, y según el argumentario de la Federación Estatal Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), la bisexualidad se define como la orientación sexual de quienes sienten atracción sexual, emocional y/o romántica hacia personas de más de un género y/o sexo, no necesariamente al mismo tiempo, de la misma manera, al mismo nivel ni con la misma intensidad.

"Te fijas en la persona, independientemente de su sexo, una vez puede ser un hombre, otras una mujer.

Si te ha gustado, quizás te interese : Esta noticía





Comentar

Se el primero en comentar

Notificación de
avatar
wpDiscuz