Cap D´agde. Paraíso del sexo

Sin necesidad de cruzar el charco, y muy cerquita, existe el paraíso europeo de los 'swingers'. Está situado en la Cataluña francesa, a 300 km de Barcelona, y se llama Cap d’Agde. Se trata de un complejo turístico naturista que, en los meses de verano, suele ser punto de reunión de miles de 'swingers' de todo el mundo.

Se reúnen hasta 30.000 personas.

Los hoteles suelen colgar el cartel de completo por lo que los interesados en unas vacaciones sexualmente libres deberíais hacer ya vuestra reserva. Y que le den a la crisis...

Para los más perezosos a la hora de hacer clic en un link, y a modo de resumen, recordar que estamos hablando de una práctica sexual consentida por los dos miembros de la pareja y que, aunque a muchos les pueda chirriar tal afirmación, estamos hablando de sexo lúdico en estado puro. Y para los dos, hombre y mujer (cuando se trata de parejas heterosexuales, claro). No es ningún secreto que algunos hombres incitan con entusiasmo a sus parejas a participar en un intercambio, al fin y al cabo se trata de una fantasía muy habitual, hasta que ven a su esposa disfrutando sexualmente con otro hombre y se les pasa de inmediato el furor 'swinger'.

 Por supuesto, hay que ser de una pasta especial para entrar en este juego y aceptar y acatar sus normas y sistemas de funcionamiento. Conceptos clásicos y arraigados en el mundo de las relaciones de pareja como posesión, celos o desconfianza no tienen cabida en el mundo 'swinger'. O sea, un verdadero desastre para los que se dedican a escribir boleros o sentidas canciones de amor y desamor. De todas maneras, trazar una frontera infranqueable entre sexo y sentimientos no es fácil y hasta los 'swingers' más 'profesionales' han tenido algún que otro renuncio.Al fin y al cabo, estamos hablando de seres humanos.

Cap D´Adge es el pueblo vacacional nudista más grande de Europa y está situado al sur de Francia, entre Béziers y Montpellier, directamente en la costa del Mediterráneo. Desde Béziers hay unos 30 km y desde Montpellier unos 60 km hasta elCap’Agde. Cap d`Agde es un destino vacacional al que principalmente se accede en coche. Durante la temporada.

Su slogan para promocionarse dice así:

Os podréis quedar en una de las residencias del Jardin d`Eden o del jardín de Babylone. Pool parties cada dia, jacuzzi, un ambiente calido, sensual, chispeante en el Saune Hammam 2&2.

Disfrute de la playa, del mar y del sol.
Placeres culinarios os esperan en el Jardín d`Eden, el Waiki beach y el restaurante QG. Las noches son largas y calientes. Empezad la noche en el Eros Bar una copa de Champagne incluida. Venid a descubrir la diversidad de un pueblo unico, con un ambiente unico que culmina con el lujo de vuestra residencia. Un acontecimiento unico. Como su precio todo incluido 1290 eur pareja
Desayunos,comidas,cenas,copas,fiestas etc

Las parejas disfrutan dentro. Las chicas llegan y se unen a la fiesta, y los ‘solteros’ esperan a ser elegidos.  Tabúes a un lado, comienza el desenfreno. Es la hora del intercambio de parejas. Dos son los requisitos básicos: no ser conservador y adorar el sexo. Lo demás, surge solo.

El matrimonio clásico convive ahora con el liberal y el sexo de dos en dos se abre al sexo en grupo. Los locales de intercambios de pareja de las grandes ciudades no dan abasto para acoger a tantos hombres ávidos de lujuria y, mientras las chicas solas cumplen “el sueño de todo hombre”, como dicen los encargados de estos clubs, “que es acostarse con dos mujeres a la vez”, los ‘solteros’ aguardan su turno tomándose una copa mientras fantasean con lo que les deparará la noche.

La práctica está tan extendida que tiene su propio argot. En el ambiente nocturno recibe el nombre de swinging. Además de la participación activa, también permite el exhibicionismo y el voyeurismo, y tiene dos modalidades de acuerdo al grado de participación: soft swinging o soft swap -intercambio ligero, que sólo permite besos y sexo oral con una tercera o cuarta persona, pero no la penetración- y full swap, subdividido en open y closet dependiendo de si las -en principio cuatro- personas quieren practicar el coito en la misma habitación o sin que les vea su ‘pareja de siempre’.

Para muchas parejas, el hecho de desear tocar otra piel es señal de que una relación está en peligro. Para otras, forma parte de la naturaleza humana, ya que no estamos hechos para ser monógamos.

Hay tres cosas que puedes hacer cuando tienes ganas de sexo con alguien no sea tu pareja; la primera es reprimirlo y esperar a que la tentación se vaya (aunque probablemente volverá multiplicada). La segunda es reaccionar y ser infiel. La opción más valiente y honesta es de ser sincero con tu pareja sobre tus antojos e intentar que lo entienda, o mejor aún: compartirlo.

Y en este destino de vacaciones puedes darle rienda suelta a tu fantasía y hacerla realidad como soltero o con tu pareja y estando de acuerdo los dos.

¿Y tú pasaras tus próximas vacaciones en este destino?.. ¿Te animas?

Aquí tienes tu pack vacaciones para esta semana santa 

Comentar

Se el primero en comentar

Notificación de
avatar
wpDiscuz