Cosas que toda mujer debe saber sobre el sexo

En cuestión de sexo no hay absolutos ni últimas palabras, pero si ciertas cosas que pueden ser determinantes a la hora de mejorar o disfrutar más de una experiencia sexual.

Esa posición puede cambiar.

Atrévete a cambiar. Probablemente en tu temprana juventud te emocionaban las acrobacias en la cama, pero ahora buscas una conexión más fuerte con tu pareja. (¡O de pronto es al revés!), a mi me pasa, es una mezcla de las dos cosas, quiero innovar y aprender constantemente. Presta atención a lo que estás sintiendo (o a lo que no sientes) y adáptate a eso en compañía de tu pareja.

2. Olvida las inseguridades con tu cuerpo

Créelo. Él no está escaneando tu cuerpo en búsqueda de imperfecciones mientras tienen sexo. ‘Cuando están excitados, los hombres experimentan una especie de coctel neuroquímico que los nubla. En otras palabras, él estará tan abrumado con la emoción que no tendrá tiempo (ni ganas), para notar tus ‘fallos’. Deja a un lado los complejos sobre tu cuerpo y empieza a divertirte igual que él. en serio no esta viendo si tienes barriga, michelines o estrías, esta por lo que esta y eso deberías estar haciendo tú también.

 

3. Una cama suave, limpia y confortable.

En teoría a todas nos gusta hacerlo sobre el suelo de la cocina, en el baño del avión, o en la piscina. Esto puede ser excitante de vez en cuando para subir el nivel de morbo y la temperatura, pero si queremos las cosas con tiempo, comodidad, tranquilidad y verdadero disfrute una buena cama no tiene igual.

 

4. Los clichés del sexo son clichés por alguna razón:

¡Funcionan! Reserva una habitación de hotel. Arregla una cita. Toma un baño de espuma. Compra velas aromáticas. Sí, son un cliché… pero funcionan. Sorprende a tu chico, que salga de tí ese lado salvaje, te recomiendo añadirle aliciente si os hacéis pasar por desconocidos que quedan en el hotel, polvazo asegurado, te lo aseguro!

5. Necesitas un tiempo de transición antes de tener sexo.

Hoy fue un día agotador: tuviste un examen sin final, una reunión con tu cliente, tu jefe andaba de las peores pulgas, el muy cabrón te retuvo a su voluntad pasada la hora de salida... No te sientas entonces en la obligación de pasar de esto a ser en una diosa del sexo. Respira, descansa, toma una ducha y pídele que te consienta. Después de esto seguramente tendrás más ganas. 

 

6. Entre mejor te conozcas...

Es simple: entre mejor te conozcas mejor podrás hacerle entender a tu pareja qué disfrutas y qué no y cómo te gustan las cosas. Es un ejercicio divertido pues su excitación y sus ganas de darte placer aumentarán con creces en la medida en que te vea involucrada. 

7. La masturbación no es sólo para solteras.

Es simplemente divertido y puede ponerle un extra componente a tu sesión de sexo. Pueden hacerlo mutuamente sin dejar de estar conectados y a siempre les fascina ver esa escena practicada por tí

8. Preocuparte por tener un orgasmo es la mejor manera de alejarlo.

Cuando tu mente te controla y te dices a ti misma, ‘No voy a llegar… concéntrate… … ¿qué me pasa?’, estás pensando, no sintiendo. Déjate llevar y verás como te relajas y lo disfrutas. 

Ten presente que puedes llegar a tener hasta 4 tipos diferentes de orgasmosAquí te cuento cuáles son y cómo conseguirlos.

9. No finjas

No solamente estás perdiendo el tiempo sino que no le estás haciendo ningún favor a tu pareja. Si en vez de direccionarlo lo engañas con gemidos mientras piensas en la lista del mercado, él no tiene forma de saber que no estás disfrutando como deberías. De hecho, las mujeres que fingen en exceso son una de las cosas que ellos no soportan a la hora del sexo

10. No tienes que ser una experta...

No tienes que aprenderte el Kama Sutra de memoria para satisfacerlo. ‘Hay muchos caminos hacia el orgasmo masculino’, sostiene Kerner. Mientras prestes atención a sus reacciones y te abstengas de hacer movimientos que causen dolor (a menos de que él quiera) no tendrás queja alguna.

11. ...pero tampoco seas mojigata y ñoña

Adiós a los días en que pasabamos más tiempo preocupadas que conectándonos con el otro a la hora del sexo. No se vale sentir que soltarnos demasiado es sinónimo de que somos fáciles y no somos material de calidad. No te averguences nunca de disfrutar el sexo ni dejes que un hombre te haga sentir que está mal la forma en la que disfrutas. Si es así, más vale decir... "neeext"

12. No te cierres a la posibilidad de nuevas cosas

No asumas que nada puede sorprenderte y que ya tienes claro a lo que estás dispuesta y a lo que no. Fantasea y déjalo fantasear. Juguetes, tríos y otro tipo de experiencias hot como estas pueden ser grandes y placenteras sorpresas.

13. El sexo mejora con la edad

Con el tiempo aprendes a quererte más y a privilegiar calidad sobre cantidad. También conoces mejor tu cuerpo y ya no te da vergüenza decir lo que quieres. Aunque ya no te les tiras encima como el conejito energizer, eres más selectiva y es probable que disfrutes más. Ya no estás pensando en "quedar bien" sino en hacer del momento algo genuino y que valga la pena. 

14. Ante todo, cuídate siempre

Nadie más va a hacerlo por ti, entonces más te vale que tomes tu seguridad mental y física  en tus manos. Nada te permite disfrutar al máximo y ser libre en la cama como tener la plena certeza de que lo estás haciendo bien y sin asumir riesgos innecesarios. 

Comentar

Se el primero en comentar

Notificación de
avatar
wpDiscuz