Declaraciones de las “celebrities” de lo más eróticas

Las palabras de una persona que tiene cierto interés para los medios de comunicación, sea por el motivo que sea, siempre tienen una repercusión. Pero si esas palabras hacen referencia a algo relacionado con el sexo, apaga y vámonos.

Úrsula Corberó ha vivido en sus carnes la experiencia esta misma semana, al publicarse recientemente una entrevista (concedida en el mes de enero a Artistas Intérpretes Sociedad de Gestión) en la que hablaba muy alegremente de la época en la que grababa la serie 'Física o Química': "Ese ha sido mi único periodo de no pensar, de disfrute puro. Mi mejor época, la más tierna y amistosa. Fueron cuatro años de mucha eclosión hormonal: diez jóvenes guapos, con trabajo, dinero y fama, imagínese. Los fines de semana alquilábamos una casa en Segovia y Javi Calvo se disfrazaba de botones y nos escribía historias de miedo. Luego follábamos todos con todos y nadie se enfadaba. Había mucha empatía".

Esa frase de "follábamos todos con todos" no cayó muy bien a algunos compañeros de reparto que, como Angy, se manifestaron a través de las redes sociales para desmentir dicha información: “En FOQ trabajamos mucho. Está sacado de contexto. No metáis a todos en el saco”.

Después de las reacciones de muchos de los que, después de la entrevista, se dieron por aludidos, ha sido la propia Corberó la que matizaba la información: “Me gustaría aclararlo porque parece que está causando problemas a nivel interno del elenco. Solo decir que esas palabras han sido totalmente malinterpretadas, ayer por la mañana había unas declaraciones y por la noche ya había unas palabras que nunca habían salido de mi boca y nunca saldrán porque no son ciertas, yo guardo un recuerdo increíble de la serie, fue una de las etapas más felices de mi vida y me sabe fatal que se haya malinterpretado esto así, porque no hubo nunca orgías y Javier Calvo nunca estuvo vestido de botones. Vamos a reírnos un poco de todo esto, vamos a intentar reírnos un poco de la vida, vamos a intentar sacarle hierro y ya está”.

Otras que se han ido de la lengua 

Pero la actriz de la serie 'La Embajada', actualmente en emisión, no es la única celebridad que ha hablado de más en cuanto a sus múltiples y diversos gustos y vivencias sexuales. Por ejemplo, la sensual y carismática Eva Mendes reconocía que había practicado sexo en los 50 estados de Estados Unidos, sin saltarse ni uno. En cuanto a preferencias, se decantaba más por Colorado y Arizona, aunque no daba pistas del por qué.

 

 

Angelina Jolie, antes de mimetizarse con su pareja Brad Pitt y convertirse en 'Brangelina', era considerada una de las mujeres más deseadas y sexys del planeta. Pero su confesión picante no viene de aquellas épocas adolescentes, si no de la era actual. Según la intérprete hollywoodense, estar embarazada es una gran noticia para lo que concierne a las experiencias sexuales, porque te ayuda a innovar y ser más creativa durante el acto.

 

 

Cameron Díaz, por su parte, prefiere tomar el sexo como una especie de calmante natural, del que cuenta "si todos recurriesen a él para relajarse, el mundo sería más feliz". Kristen Dunst, protagonista de películas tan conocidas como 'Spider-man', admite que una de sus fantasías sexuales era mantener relaciones dentro de un probador de ropa. Pues bien, la estadounidense consiguió hacer realidad su sueño bien joven, con su primer novio Jake Gyllenhaal, con quien, además, perdió la virginidad.

 

 

En el caso de Eva Longoria, una de las protagonistas de la exitosa serie 'Mujeres desesperadas', reconoce que prefiere que sea el hombre el que lleve las riendas en este tipo de cometidos, e incluso cuenta que no le importa utilizar pañuelos de seda para que la aten a la cama.

 

 

Con Christina Aguilera, intérprete de éxitos tales como 'Pero me acuerdo de ti', descubrimos que los domingos pueden servir para algo más que para hacer las tareas domésticas y vaguear en el sofá. Ella, junto a su exmarido Jordan Bratman, se pasaba ese día de la semana desnuda, y todas las actividades que hiciesen tendrían que realizarse sin ropa. Además, admitía que le le gusta disfrazarse y jugar a los médicos con distintos juguetes sexuales.

 

 

La siempre desconcertante y estrafalaria Janet Jackson, que recientemente declaraba que iba a ser madre a a los 49 años (gracias a la inseminación artificial, según contaba su hermano Jermaine), se sumaba a una de las tópicas, junto a la del probador, fantasías eróticas: hacerlo en un avión. Pero ella, siempre al margen de la discreción, pasaba de baños y directamente se dejaba llevar por la pasión en los asientos.

Y es que ellas, orgullosas de su sexualidad, no tienen ningún problema a la hora de naturalizar el tema y hablar de él como si de otro cualquiera se tratase.

 

Comentar

Se el primero en comentar

Notificación de
avatar
wpDiscuz