El arte de besar

Aventura

El beso es una de las principales expresiones de afecto hacia nuestra pareja o seres queridos. El noventa por ciento de la población mundial besa con esa intención. Hay muchas maneras de besar que, según la intensidad, velocidad, pasión, ritmo o intención que le pongamos podemos transmitir emociones y significados a quien lo recibe. Se estima que utilizamos una media de dos semanas de nuestra vida besando pero seguro que en cuanto conozcas sus beneficios desearías pasar más tiempo haciéndolo.

El beso es la forma más afectiva y directa de mostrar cariño a los demás. Están ahí siempre a la orden del día para dar los buenos días a nuestra mamá, como forma de romper el hielo cuando te presentan a alguien, o simplemente para decirle “te amo” a tu pareja.

 

Pero los besos no forman parte solamente de la cultura occidental sino que también están muy arraigados en otras culturas.

En la cultura árabese dan incluso tres besos, incluso entre hombres, como muestra de efusividad y máximo respeto entre ellos. En España y países latinoamericanos se dan dos, y en Estados Unidos o Inglaterra sólo se dan uno. Y por el lado contrario, en un país como Japón, no llega a haber contacto físico.

¿Tienes pareja y te gusta besar? Pues aparte de proporcionarte cariño y afecto, los besos tienen multitud de beneficios.

Beneficios para la salud

¿Quién iba a pensar que con los besos también se hace ejercicio? Pues sí, cuando besamos a alguien ejercitamos más de treinta músculos de nuestra cara. Esto nos ayudará a evitar a arrugas y mantener así una tez más tersa y saludable. Además, cuando se besa, se puede quemar hasta unas dos calorías por minuto. Todo son ventajas.

Así mismo, a través del intercambio de saliva entre las dos partes, también mejorarás tu sistema inmunológico ya que al unir las lenguas se produce más saliva y esto ayudará a disminuir las bacterias.

Buen arma contra el estrés y el dolor



¿Alguna vez te has sentido estresado o agobiado cuando has besado a alguien que te gustaba? ¿Verdad que no? Pues, esto es uno de los grandes beneficios de besar.Através de los besos se libera tanto oxitocina, que regula los niveles de estrés, como también endorfinas – dos grandes responsables de la sensación de felicidad.

Relajarás tensiones tras una discusión

Imagina que has tenido una discusión con tu pareja y no hay forma de arreglarlo. Pues una forma de relajar tensiones es a través de un simple beso. Así que prueba lo siguiente. Ve hacia el/ella, le miras a los ojos, le dices un “te amo” y finalmente le besas. Seguramente obtendrás resultados satisfactorios. Y al mismo tiempo te sirvirápara afianzar mucho más los lazos entre los dos.

En definitiva, besar es un acto que mucha gente pasa por alto, y desconoce la multitud de beneficios que ofrece. Así que besen mucho a vuestras parejas, seres queridos y amigos. ¡Seguro que se lo agradecen con muchos besos de vuelta!

 Y es que el beso no es únicamente un símbolo de nuestro amor o deseo sino que también es recomendable para nuestra salud. Besar nos ayuda a aumentar la resistencia fisiológica al estrés, bajar los niveles de colesterol o liberar tensiones.

Por si fuera poco, estar por un minuto besando apasionadamente quema más de seis calorías ya que al hacerlo estamos ejercitando 34 músculos (imagina lo saludable que puede ser si ese beso se alarga y te lleva a la cama con tu pareja).

Dicen que besar puede incluso alargar la vida y así lo demuestran los estudios, que concluyen que los hombres pueden vivir hasta cinco años más si besan a sus mujeres cada mañana.

Los labios son cien veces más sensibles que nuestros dedos por lo que las sensaciones que transmitimos al besar son mucho más intensas que otras formas de afecto.

Todos recordamos el primer beso con nuestra pareja o siempre que uno ha sellado un compromiso o un momento importante. Sin embargo, en las relaciones largas se corre el riesgo de que el beso se convierta en algo rutinario y vaya perdiendo su importancia con el tiempo.

 

Para un buen beso no sólo basta una buena ejecución y, claro está, mucha pasión sino que también es necesaria una buena preparación. Un cepillado de dientes para un aliento fresco, evitar que los labios estén secos con un bálsamo o un pintalabios que no sea pegajoso, bigotes y barbas cuidados en ellos… Cerrar los ojos nos ayudará a desarrollas la imaginación y potenciar nuestras fantasías pero es conveniente mirar a nuestra pareja de vez en cuando para que se sienta deseada, hacerlo en un lugar en el que ambos os sintáis cómodos y se dice que si paras de hacerlo después de diez segundos el otro u otra querrá más.

El beso debe empezar de forma suave e ir intensificándose si notamos reciprocidad por parte de nuestra pareja y a medida que aumenta la pasión. Podéis ir variando la velocidad y la intensidad del beso. Es una cosa de dos y, siempre que tu pareja y tú no hayáis acordado tomar una posición pasiva o dominante al hacerlo, conviene tomar el control del beso alternativamente para adaptarse al estilo del otro, especialmente cuando se trata de un primer beso.

Besar es, por tanto, un auténtico arte y como tal tenemos que ser creativos y demostrar nuestras habilidades. Acompáñalo de caricias, miradas, pequeños mordiscos en los labios, besa en el cuello, la oreja, el pelo, roza tu nariz con la de tu pareja… y, sobre todo, hazle saber que estás disfrutando.

 

 

 

Amantis SanValentin

Comentar

Se el primero en comentar

Notificación de
avatar
wpDiscuz