El obrero.

Soy una mujer de edad madura, me encanta el sexo, no puedo estar un solo día sin pensar en el sexo, me masturbo a diario. Me gustaría que mi marido me hiciera el amor varias veces, nunca quedo completamente satisfecha. Me encanta que él se corra dentro de mí, yo nunca me lavo su leche y me gusta sentirla en la mañana cuando llego al trabajo. Me encanta provocar a los hombre, me gusta que me deseen, pero soy muy tímida, así que solo una vez viví una experiencia muy excitante, como siempre había soñado, pero yo en apariencia y en mi comportamiento soy una señora muy seria.

Me muero por ser follada por dos tipos al mismo tiempo, con unas pollas grandísimas, yo ya le he manifestado este deseo a mi marido, pero a pesar de que él es bien perverso y antes de estar conmigo vivió muchas orgías y tuvo muchas aventuras sexuales, que me ha contado y que me excitan mucho, pero nunca ha querido llegar a hacer realidad y permitir que otro hombre disfrute con nosotros. Así que eso todavía lo quiero vivir, y aún tengo esperanzas.

Lo que me pasó hace poco tiempo, fue estando recién mudada a un nuevo apartamento y encontrándome desempleada, me pasaba casi todo el día viendo películas porno en la tele del salón. Ya la conserje nos había avisado que estaban pintando la fachada del edificio y había obreros que subían a la plataforma para desde allí ir bajando con los andamios. Yo me encontraba muy emocionada viendo en la pantalla como a una chica solo con medias de las que llegan hasta medio muslo, estaba en cuatro patas en un sofá, un hombre delante de ella le agarraba las dos nalgas abriéndoselas, y otro colocado detrás de ella le metía dos dedos en la cuca y uno en el hueco del culo, esto me tenía excitadísima así que yo me estaba masturbando durísimo, cuando empecé a oír varias veces como si unas piedrecitas golpeaban al vidrio de la ventana detrás de mí, así que al ratito me volteo, y efectivamente en el piso de arriba pero hacia atrás, estaba un obrero con una vista perfecta y amplia de todo el salón, y me estaba observando, era joven, tenía bigotes y los ojos claros, y me empezó a hacer gestos diciéndome :

-Dame a mí.

Me quedé paralizada de la impresión, no estaba preparada para algo así, pensé que se iría, pero, al contrario, bajó trepando peligrosamente hasta que llegó a mi ventana apoyado en una columna y me dijo:

-Señora, qué suerte la mía, yo la he estado viendo todos estos días, y sabe que,usted, me gusta mucho, y se que el destino me puso aquí para que pudiera acercarme a Usted

yo le contesté: - Mira muchacho, hazme el favor y vete de aquí, !ya!

él contestó: -Señora, ¿a usted no le gustaría sentir otra cosa?

yo no sabía a qué se refería, no esta aún segura si él me había visto masturbándome o no, ya que yo estaba vestida con una blusa y unos tejanos talle bajo, pero lo tenia un poco bajado y abierto para meterme la mano, asi que yo le contesté:

- ¿De qué estás hablando ?, pero yo no me atrevía ni a mirarlo, y me dijo:

- Bueno señora, yo la vi, usted se estaba masturbando divino, y estoy muy excitado, no aguanto, por favor déjeme entrar y verá que le voy a dar lo que Usted está deseando, por favor.... Déjeme entrar, va a ser rápido se lo juro, esto es algo de la providencia, es una suerte que yo  haya visto  esto hoy, yo llevo varios días soñando con usted, señora, por favor no me rechace por ser un simple obrero, pobre. Usted es una señora elegante, pero yo la puedo hacer pasar un rato muy feliz, se lo juro, por favor, déjeme entrar!,

Yo le seguía contestando: - Abusador! Entrometido! Fisgón!, por favor vete de aquí!, entonces empezó a amenazarme:

- Usted quiere que su marido se entere de esto, y su hija?, yo se lo voy a contar a todos!, a lo que contesté:

- A mi no me importa nadie en este edificio, y a mi marido se lo voy a contar yo le que tú estas haciendo!

Y él: - Ay señora por favor se lo ruego, yo no aguanto más!, así que ahora si me gire y lo vi con el cierre del pantalón abierto con su miembro rosado y gordito en su mano, y se masturbaba suavemente. Cuando vio que lo miraba, me dijo:

- Mire como me tiene! Quiero metérselo por favor, no se va a arrepentir, la voy a hacer gozar como nunca,

Yo seguí en ese juego de palabras un buen rato, pero ya estaba tan empapada y mi corazón latía a mil, me moría de lujuria, de emoción, de ganas de que me metiera ese paquete bien duro. Así que luego de mucho discutirlo, le abría la reja y la puerta, apenas entró, me miró los pechos y ya estaba jadeando:

-Qué buena está Usted señora madurita!, yo le dije:

- te voy a poner una sola condición! - Dígame, lo que usted diga!, le dije:- Ya que te gusta hablar tanto, quiero que me digas todo le que sientes, lo que ves, lo que quieres que yo haga lo más crudamente y groseramente que puedas porque, a mí me excita mucho que me hablen bien crudo y con las palabras más groseras que se te ocurran, y me gusta que me mandes a hacer lo que te provoque, no te quiero callado.!

– Como quieras puta! Ves? Yo sabía que tú eras una perversa, por eso me gustaste, porque miras como una puta, y caminas provocándome . Mira esas tetas,  déjame verlas, quiero vértelas y quiero manoseártelas hasta que te duelan!

Me abrió la blusa de un solo tirón, y me sacó el sostén, y me empezó a manosear durísimo las tetas, mirándolas con los ojos desorbitados y chistando con la boca: - Shshshshhshhs! Ay qué ricas! – Bueno, pero vamos a tu cuarto que quiero estar cómodo para gozarte¡.

Rápidamente me siguió hasta mi habitación, venía caminando detrás de mí con cada mano me agarraba una nalga caminando y me decía: - Tremendo culo, queprecosidad, quiero verlo! Te lo voy a abrir, te lo voy a chupar, y te lo voy a meter todo por el culo! Me empujó sobre la cama diciendo: quítate el pantalón! Y al mismo tiempo se desvestía. Unas gotitas de líquido estaban en la punta de su polla ercta- Te voy a hacer gozar con esto. Te la voy a meter toda, Te voy a reventar de gusto! Y masturbándose suave : - Ábrete bien que quiero verte ese coño madurito! Yo sentada en la cama abrí las piernas, ya estaba desnuda. Me dijo: - no así no!, Ven. Y agarrándome por un brazo me levantó y mi tiró al sillón quedé sentada y me dijo: - Montas las piernas en los brazos del sillón. Eso hice. – Ajjjj, si así

Se masturbaba más duro mirándome mi húmeda y acalorada vagina, sus ojos estaban clavados allí, y luego me iba recorriendo toda con su mirada y aumentaba el ritmo de su masturbación.

Abre bien, así, con las dos manos, ábrete, aja! Ahora métete el dedo.Mira como estás de mojada! Mira los dedos, te salen mojaditos, Que zorra eres no? Te encanta esto no? Verdad que está gozando? Mira como ya me tienes de empalmado! Ahora masturbate como hace un rato, anda... Que lo haces divino, Así, sigue así, me encanta la cara que pones, tienes cara de zorra, mira como se ve que te gusta que yo te vea!, Tócate también las tetas, aja, así dale. Uy mira como mueves ese culo, mira como te meneas. Sigue así, vas a hacer que acabe demasiado rápido, y te suelte toda mi leche encima! No, pero me quiero aguantar, porque te quiero follar bien follada !

Se acercó más, se agachó, y colocándose entre mis piernas.

- que bien te huele! A ver! Abrelo para mí muy  bien para meterte la lengua!

Yo me la abría con las dos manos y levantaba la cadera tratando de acercarme más a su boca, deseando que esa lengua me tocara y me chupara.

quieres que te lo chupe perra?

Siii, siii

Ves, yo sabía, eres una sucia perra, te encanta que te follen los desconocidos, ¿verdad? Te dejas follar por cualquiera como yo ¿verdad?

No, no es cierto!

Claro que si, mira que fácil eres, mira como te tengo, aquí con las piernas abiertas y toda derretida, muriéndote por que te folle entera!

Eres una putona! Anda quiero ver de lo que eres capaz

Entonces con ambas manos me abrió el coño empapado y lo miraba detenidamente, como si se tratara de un examen exhaustivo.

-Mira esa coñito maduro que tienes, qué maravilla!

Entonces con el dedo índice y el pulgar de la mano izquierda me mantenía separados los labios, y con la otra mano, me metía dos dedos en la vagina, metiendo y sacando como si fuera una polla en miníatura.

Te gusta putón? Claro que te gusta, mira como jadeas y como te meneas. Qué perra eres! Así me gusta! Así bien abierto, así te quería ver! Ay que rico,  estas deliciosa mi madurita marrana!

No se cansaba de chuparme y meterme los dedos.

Ahora vamos a ver ese culito respingon ¡ a ver levanta un poco el culo para verte el agujero! Así perra, pero bien abierto, te quiero todo el tiempo con las piernas abiertas, aja así, levántalo!

Con las dos manos me separó las nalgas.

Guau- Exclamó!

Mira ese culo! Quieres que te lo chupe verdad? Claro que sí, Mira como te voy a meter la lengua!  Por aquí te voy a meter la polla. Ya te lo han metido por ahí?, no? Pero, yo si te lo voy a meter, te voy a reventar. Mañana todavía vas a sentir el ardor y en tu coñito travieso también, de tanto que te voy a dar!

Ahora voltéate perra para verte ese culote, así, ... Páralo bien, uf, se me va a reventar la polla, coño, que culo tan sabroso.

Nunca en mi vida me había manoseado el culo tan bien, ni siquiera el cornudo de mi marido, con tanta violencia y con tantas ganas, parecía un desquiciado, me sobaba durísimo.

Ven  perra, mira, te quiero follar el culo, por detrás. Así, apóyate de la cómoda, así. Mira como te lo voy a meter, ya va, primero déjame verte así, Coño, que buena está mi madurita pervertida! De esta follada no te salva nadie!

Me lo metió en la vagina poco a poco y luego fue acelerando el movimiento, pero jadeaba todo el tiempo, parecía un león, si porque parecían más bien rugidos.

Hrrrr hrrrrr hrrrrrr, que rica está puta, que culo tan divino, este coñito  está divino, ay que buena estas, yo sabía que eras una puta, te encanta tener la polla de un extraño adentro, y no quiero acabar nunca, quiero seguir follándote así. Eso era lo que quería, ves, estabas deseando que te follarám así, mira como te gustas, así perra, sigue meneando ese culo  para mí ,así, grita, no importa que te oígan los vecinos, así me gusta que goces, perra. Qué perra eres.

Ahora voltéate, ven en la cama, túmbate ahí, aja, ábrete bien, así me gusta ver como te entra, te gusta? Mira como se te mueven las tetas, dame tus tetas, déjame acariciarlas con mis manos, así, mira como te las toco, déjame chupártelas ahora, Te duele?, Si, pero te gusta que te duela verdad? Sádica, si te gusta! .. No quiero acabar todavía, ven chupámela un rato  .

Así mi madurita, que bien chupas,

Me tomo la cara y me miraba a los ojos y él iba dirigiendo el movimiento, utilizaba mi boca, como si fuera una vagina enlatada de esas que venden en los sex-shops.

Tú sabes como, eres una veterana, cuantos no te lo habrán metido en la boca, seguro que has chupado a miles, una zorra como tú. Eres una experta, lo haces perfecto.

Ayyy, ahora quiero ese culo, a ver, muéstramelo, no así no, ábretelo más, ahora te lo mojo con la corrida que te has dado, para que te entre, así poco a poco, ay así, así, te duele?

Empecé a gritar porque nunca me lo habían metido por ahí

Quieta, que aunque grites, te lo voy a meter, de esta no te salvas, de que te lo meto, te lo meto, para eso eres bien puta, y te gusta provocarme? Ahora te aguantas

Me agarraba fuertemente por las caderas, yo estaba en cuatro y me forzaba, yo trataba de impedirlo, aunque lo deseaba, pero me dolía demasiado, pero el no hacia caso.

No querida, ahora te dejas, si te duele, tu me provocaste, y ahora te aguantas, así que ve aflojando ese culo respingón, te voy a follar bien por el culo. Ahora así, poco a poco, suave, así, uf qué rico por favor, que rico, tienes ese culo apretadito y caliente , esto si que es una follada en toda regla, toma perra, toma, toma, así, así, te voy a echar toda la leche en el culo perra ,oíste?, Tócate tú,anda, masturbate para mí, así duro más rápido a si así, si, goza, mira como gozas puta, si, así, toma pollazo.

Sentía su chorro caliente llenándome el culo, y al mismo tiempo se salía y se derramaba por mis mulos, que sensación tan rica y tan caliente y excitante.

Lo sacó, estaba exhausto, sudando,

Estas demasiado buena, te quiero volver a follar

-No, no, contesté, estás loco?

Loco, ahora no te salvas de que te folle cada vez que yo quiera, además, tu no vas a aguantar, vas a ver, eres demasiado caliente y puta, y estoy seguro de que si traigo a un amigo gozaras más.

Cállate, tú que sabes?

Si sé, y ahora para despedirme mira lo que te voy a hacer:

Yo estaba sentada en la cama, me apunto con su miembro y me orinó encima desde la cabeza hasta la cuca, yo abrí las piernas para recibir el pipí calentito. Nunca había visto una mirada tan lujuriosa en mi vida.

-Así se trata a una perra madura!

Y se marcho por donde había venido.



Comentar

Se el primero en comentar

Notificación de
avatar
wpDiscuz