Fantasías sexuales en mujeres

Nosotras también tenemos nuestras fantasías sexuales, en mi caso las expongo abiertamente y algunas he conseguido hacerlas realidad, pero, no todas las mujeres están dispuestas a confesar sus perversidades mentales.

El erotismo de una joven de 25 años suele venir de “modelos externos”, de lo que se le transmite desde su entorno, desde el exterior, mientras que una mujer de 55 años no se dejará influir tanto por el “erotismo inculcado”, sino que su erotismo partirá de dentro de ella misma, pasando de las modas (ejemplo: las revistas que enseñan un tipo de cuerpo y lo califican de “erótico”. Este erotismo “comercializado” influirá con más facilidad en una joven de 25 años. De hecho, el erotismo no se enseña. Es algo que tiene que partir de una misma.

Lo que erotiza a unas no necesariamente erotiza a otras.

 

Ser ella la que domine. Claro que a las mujeres les encanta que en esos momentos de intimidad sea el hombre quien decida tomarlas por sorpresa y no dejarlas descansar ni un solo momento; aunque lo cierto es que de vez en cuando, les gustaría intercambiar los papeles. Cada vez son más abiertas mentalmente, pero, por desgracia, aún quedan feminas que no se atreven a dar el salto al mandato sexual en un momento de pasión, pensando que su pareja las va a juzgar. 

 

Uso de máscaras. Hay mujeres a las que les encantaría probar tener sexo con sus parejas utilizando máscaras, pues este objeto se convierte en el ingrediente ideal para darle rienda a todos sus sueños y fantasías. Desde luego 50 sombras de Grey ha causado impacto al respecto sobre el tema y más de una después de ver la película ya se ha comprado para sorprender a su hombre.

 

 

 

Realizar un acto de voyerismo. Esto no es algo que disfruten exclusivamente los hombres. A las mujeres también les gusta observar los actos sexuales de otros porque también les parece algo erótico y estimulante. En mi opinión todos ocultamos un pequeño vouyeur escondido en nuestro interior ávido de imágenes estímulantes.

 

 

Hacer una película casera. Quizá cuando se habla del tema ella, probablemente, rechace la iniciativa, pues no quiere que piensen mal de ella, aunque por dentro, se muere de ganas de hacerlo. Es cuestión de probar con nuestro móvil, hoy en día es fácil con la tecnología que tenemos a nuestro alcance, si no nos gusta el visionado más tarde, tan sólo hay que borrar el vídeo y no dejarlo al alcance de otras manos curioseando nuestro teléfono.

 

Tener sexo con más de dos hombres a la vez. Quizá esta idea no les guste a los caballeros, pues eso de compartir con otro a su pareja no suena del todo bien; sin embargo, aunque ellas no lo digan abiertamente, les encantaría tener sexo en alguna ocasión con más de dos chico a la vez. Lo mejor es realizar dicha fantasía siendo soltera y así no implicar a nuestra pareja que quizás no se sienta cómoda con la situación.

 

Compartir la cama con una mujer. Una de las mayores fantasías masculinas que puede haber es que ellos presencien el encuentro íntimo entre dos féminas, una idea que no desagrada del todo a las mujeres. Hay chicas a las que les gustaría experimentar encuentros íntimos con alguien de su mismo sexo, pues aseguran que llegarán al clímax pues al ser mujeres, saben qué y cómo hacerlo para conseguir experimentar este punto al máximo. Más de una mujer fantasea con vídeos porno lésbicas y no por ello sentirse atraída hacía las mujeres, si no, que la curiosidad de sentir el sexo desde el mismo cuerpo de mujer.

 

Liarse con un desconocido. Hay mujeres a las que les encantaría llegar "más allá" con un hombre al que acaban de ver cruzando por la calle, viajando en el metro que estaba sentado al lado de ellas en el bar. Los ojos están para mirar, pero en ocasiones el instinto se nos despierta al ver un caballero atractivo que despierta esta fantasía.

 

El juego de los roles. A los hombres les encanta la idea de que sus mujeres los sorprendan algún día con un disfraz, adoptando un nuevo rol, para así darle vuelo a sus máximas fantasías. Pero ellas también disfrutan de este juego. Un estudio comprobó que el 47 por ciento de las encuestadas disfrutaban ser irresistiblemente deseables, cosa que lograban transformándose en una bailarina de cabaret o sintiéndose como parte de un harem. Disponemos de una amplia gama de disfraces para estas ocasiones y si no, siempre nos queda la alternativa de unos buenos tacones y una máscara como antes hemos mencionado, así jugando a ser una desconocida como en la película "Eyes with shout" de Tom Cruisse, y realizando muchas más fantasías a la vez!

 

 

Tener sexo en un sitio público. Esta es una de las fantasías sexuales top del sexo femenino, darse una encerrona con su pareja, ya sea en el ascensor o en el baño público de un restaurante o centro comercial.

 

 

El hombre guarro y morboso. Toda mujer sueña con su príncipe azul, aquel hombre galán y gallardo de quien se espera recibir atención, cariño, afecto, amor y sobretodo, que sea todo un caballero que sepa tratar de buena manera a una dama. Sin embargo, en el momento de un encuentro sexual, a las mujeres también les gusta que ellos dejen a un lado por unos cuantos minutos ese comportamiento para que dejen fluir la testosterona y se comporten, por así decirlo, de una manera un tanto más salvaje, lo cual implica que los hombres ejerzan un poco más de violencia, demostrándola con pequeños golpes, azotes, sex talking ( ver nuestro post)  y mordiscos, que harán que ella se sienta poseída y absolutamente deseada.

No está de más introducir juguetes eróticos, como esposas, cuerdas, etc...

 

Si te ha gustado, quizás también te interese ver: mis fantasías sexuales

Comentar

Se el primero en comentar

Notificación de
avatar
wpDiscuz