Fantasias sexuales

 

Las fantasías sexuales son, según Freud, representaciones mentales con el sexo como protagonista, no destinadas a ejecutarse. Pero, ¿realmente están destinadas a no ejecutarse?

Todas las personas tienen fantasías sexuales a todas las edades, de manera consciente o inconsciente. Sin embargo, las fantasías sexuales son poco comentadas con otras personas.Para muchas personas son un tabú, un secreto, incluso algo vergonzoso. Si bien es cierto que cada vez son menos el número de personas que consideran tener fantasías sexuales como algo vergonzoso o algo que está mal, todavía existen estas personas que prefieren eliminar las fantasías de su cabeza y evitarlas, en vez de aprender a disfrutar de ellas.

Muchas veces estos sentimientos vienen a consecuencia de falsos mitos, religiones o medios de comunicación engañosos que acaban limitando nuestra sexualidad y restando posibilidades de placer. En esta lucha interior que tienen estas personas gana el miedo, la incomprensión, la ignorancia, mientras que el placer queda en el olvido.

Pero vamos a explicarte por qué tener fantasías sexuales es algo fascinante y completamente natural y, así, puedas disfrutar de nuevas experiencias que, quizás, de otra manera no dejarías que pasaran en tu vida real.  Algunos de los beneficios de las fantasías sexuales son:

  • Las fantasías sexuales son muy recomendadas para activar el deseo y experimentar mayor excitación. Incrementan la confianza en nosotros mismos, mientras adquieres mayor libertad de actuación, contrarrestando la monotonía y concentrando ideas y sentimientos, alejándonos, así, de posibles distracciones.
  • En la actividad sexual solitaria, es decir en la masturbación, permiten un mayor grado de excitación.
  • Permiten, también, solucionar algunos problemas sexuales.
  • Y, además nos permiten experimentar la variedad sexual e irnos más allá de los límites de la realidad. Es una forma de salir de la rutina. Muchas parejas que han perdido la pasión de los primeros encuentros sexuales acuden a las fantasías, ya sea de forma individual o en pareja, para salir de la monotonía y avivar el fuego en la cama.

Cómo ves, en ningún momento hemos dicho que tener fantasías sexuales significa que estemos insatisfechos en la cama. Simplemente pueden servir para una mayor excitación, para salir de la rutina, como vía de escape que permite disuadirnos de la presión social, a veces muy fuerte, incrementar la confianza en nosotros mismo etc.

La variedad de fantasías sexuales es tan grande como número de personas existen, y todas son igualmente respetables. Pueden variar desde escenas completamente inventadas o revivir experiencias pasadas. Pueden ser desde lo más complejas hasta las más sencillas, desde lo más realista hasta lo más extravagante y extraño y, algunas, pueden desearse hacer realidad y otras no.

Muchas veces, las personas se sienten culpables por sus fantasías porque piensan que tener una fantasía significa querer llevarla a cabo. Esto no tienen porqué ser así.

Por ejemplo: muchas mujeres tienen la fantasía de ser violadas y esto les causa angustia. Pueden pensar que en realidad quieren eso, pero no es así. Es algo en lo que les gusta o les excita pensar. Puede que incluso puedan interpretar la escena con sus parejas pero no significa que deseen una violación.

 

 

Tanto hombres como mujeres pueden tener la fantasía de tener relaciones sexuales con personas de su mismo sexo y dudar por ello de su orientación sexual. Sin embargo, esto no tampoco tiene porqué significar nada, puede que nos excite pensarlo pero que luego hacerlo no nos resultase agradable.

 

 

 

También es conocido el mito de la colegiala entre los hombres ¿eso quiere decir que les gusten las niñas? Espero que no, y de hecho no. Pero sí les excita una mujer vestida de ese modo.

El pensar en algo no quiere decir querer hacerlo y mucho menos de manera literal, solo que nos puede aportar ideas o material para disfrutar de nuestra pareja o de nosotros mismos.

 

 

Puede ser positivo contarle fantasías a nuestra pareja y jugar a interpretar escenas o disfrazarnos aunque siempre podemos guardarnos algo para nosotros mismos… pero esto lo dejamos a vuestra elección!

Comentar

Se el primero en comentar

Notificación de
avatar
wpDiscuz