¿Hablas de sexo con tu pareja ?

Aventura

Muchos hombres y muchas mujeres sentimos una gran ansiedad y nerviosismo durante los primeros, y a veces no tan primeros, encuentros con una pareja. ¿Seré mejor que su ex? ¿Le gustará lo que ve? ¿Daré la talla?

Todos estos miedos crean situaciones de angustia que impiden que hacer el amor se realice con la satisfacción y la alegría que debería. Imagínate llegar a tu primer trabajo pensando que vas a fracasar, o salir al partido sabiendo que vas a perder, o a cocinar ese nuevo plato que a nadie le va a gustar… ¿Cómo vas a disfrutar del momento?

Nos torturamos pensando en  si nuestra pareja realmente está disfrutando con nosotros y, aunque hablar del tema sería lo más sensato, muchos lo evitamos por miedo a herir a la otra persona o a costa de no recibir un comentario negativo. ¿No sería más fácil preguntar que puedes hacer para mejorar en tu trabajo, salir al partido a disfrutar o preguntar qué le parece tu nueva receta?

Tardes de café con las amigas, partida de Play Station con los amigos, baños de discotecas o la propia oficina del trabajo, se convierten en lugares perfectos para hablar de sexo y, sin embargo, un inmenso silencio se apodera de nosotros en la cama. Y es aquí donde se produce el absurdo en las parejas quienes, cansados de practicar sexo, no saben cómo hacer disfrutar a la otra persona o, aún peor, como disfrutar de su propia sexualidad por miedo o vergüenza a decir o describir ciertas situaciones, y prefieren encerrarse en ese amargo silencio.

Seguro que todos estamos seguros que la complicidad y la química sexual se sustenta también en la comunicación pero ¿Cómo y cuándo romper el hielo?

No hay nada más bonito que llevarse de maravillas con tu pareja, sobre todo en lo que se refiere a la intimidad. Y no sólo estamos hablando de sexo, sino también de ser cómplices, compañeros, entenderse con una mirada o un gesto.

A veces nos gustaría poder hablar con nuestra pareja de temas algo delicados y no sabemos cómo, cuándo ni dónde. Pensamos: ¿y si se enoja? ¿y si le molesta? ¿y si no entiende? Deja de lado los “y si” y anímate a conversar con quién compartes tu vida, tu casa y tu familia o con tu simple folla-amigo .

NO hay  nada peor que quedarnos con las ganas o sin un buen orgasmo por no hablar las cosas o pedirlas sin vergüenza alguna

La cama es un lugar muy apropiado para comenzar a hablar del tema, por ejemplo después de hacer el amor, con una salida airosa tipo ¡ha estado muy bien, pero no crees que estaría mejor si probamos…. Verás cómo poco a poco se van solucionando los problemas y la comunicación va aflorando.

Mantener la mente abierta es importante, eso ayudará a expresarte. Vivimos en una época en la que el sexo ya no es ese gran desconocido o algo tabúe, tenemos información a raudales, si no sabes o pretendes saber ...busca, indaga, infórmate, desde esta página te ayudamos, lee todo lo que puedas sobre el tema.

La complicidad y la química sexual se sustenta, lo creas o no, también en la comunicación. Cuando el otro hace algo que te gusta tu respuesta instintiva es un sonido o una palabra de placer que denota que disfrutas, entonces el otro sabrá siempre que esa es la manera de hacerlo, por eso hablar es útil y mucho.

 

Por ejemplo: Si tu chico obvia los preliminares, pero tú no lo expresas, él seguirá cometiendo el mismo error. Los hombres a veces son muy "vivos", buscan su placer, y el tuyo queda en segundo plano. ¿Verdad?

Cuando sientas que no te comprende porque no cambia su comportamiento, empezarás a aislarte. Tu deseo sexual se verá perjudicado porque disminuirá considerablemente. Ya no querrás prepararte para él, ni mucho menos. Ten claro que no puedes pretender que te entienda o adivine lo que te sucede si no lo hablas.

 

No llegar al orgasmo o que tú pareja "termine" de forma prematura son temas delicados y que no se deben abordar en pleno acto sexual. Por el contrario, pídele a tu pareja que se tome su tiempo para complacerte.

Otro gran momento, si no el mejor, es mientras estáis jugando en la cama. Expresar en que momento y con qué acción sientes más placer será una muy buena forma de ir potenciándolo. Además, si tienes fantasías este es un buen momento para hablar de ello. Ello encenderá una chispa en ambos y podrán compenetrarse mucho más en el placer que sienten.

No abordes el tema justo después del acto sexual, que es un momento de vulnerabilidad, más bien elige una ocasión en el que ambos estén a gusto y relajados para iniciar la conversación. Tampoco lo pintes como algo de vida o muerte, pues podrías poner nerviosa a tu pareja. No a todo el mundo nos gusta la típica frase después del polvo: ¿Te ha gustado cariño?. Todo tiene su momento, lee aquí.

 

 

Está claro que cada persona es un mundo y que para gustos los colores pero a pesar de que el amor es todo un arte, no hace falta ser un gran artista para ser un buen amante.

 

 

 

 

                                       Sólo hace falta darle a la lengua.



Comentar

Se el primero en comentar

Notificación de
avatar
wpDiscuz