Juegos previos igual a polvazo

En muchas ocasiones, y especialmente cuando las cosas no salen bien, nos preguntamos qué podemos modificar para disfrutar más de las relaciones sexuales. La respuesta es simple: hay que tener muy en cuenta a los juegos previos.
 Lo que muchos desconocen es que al aumentar el deseo por medio de toqueteos, masajes o hasta conversaciones sucias, el sexo será mil veces mejor.
Dedicarle unos minutos de más a tocarse, confesar los deseos íntimos o hasta mirarse aseguran un sexo explosivo.

 Usualmente no se le da suficiente crédito al juego previo.

En un estudio se confirmó que las parejas dedican en promedio diez minutos de preliminares.

Lo que muchos desconocen es que al aumentar el deseo por medio de toqueteos, masajes o hasta conversaciones sucias, el sexo será mil veces mejor.

Así que como a veces triunfan las ganas sobre el juego previo hemos creado esta guía para que empieces a dedicarle unos minutos más y tener sexo explosivo.

La oreja

Las orejas son una parte de nuestro cuerpo que ante cualquier toqueteo, sea mordisco o lamida, activa todo el sistema nervioso del cuerpo.

Es decir, con un solo mordisco le darás placer a todo su cuerpo. Hablar con Calma, calma.

Antes de que rechaces la idea piénsalo. Nada más sexy que conectar con un hombre en una conversación. Este tipo de conexión consigue que te abras completamente con él (en ambos sentidos).

Si no tienes claro cómo hacerlo, aquí te dejamos una guía del dirty talk para que no temas empezar.Añade buena música y estás en el camino indicado para un buen polvo.

Que te toque todo, menos ahíUna de las formas más fáciles de excitarnos es cuando nos tocan todo menos ahí.

Que te rocen las piernas o pasar los dedos apenas por encima (incluso con tu ropa interior todavía puesta) hace que aumente el deseo, y muy pronto estarás rogando para que te de más.

Con todos los juguetes¿Quién dice que los vibradores son para usar sola? Úsalo con tu pareja, o mejor aún dale el mando a él.

Lo bueno: lo volverás loco. Lo malo: no va aguantar mucho tiempo y va a querer lanzarse sobre ti al poco tiempo.

Para que te inspires en tu próxima compra, te dejamos aquí los juguetes sexuales más vendidos del país.

Dime qué quieres

El mejor juego previo es contarse qué quieren hacerse. Por más obvio que suene es de las cosas que menos hacemos y solo nos arrepentimos cuando al terminar no quedamos satisfechas.

¡Y a ellos también les pasa! Aunque la espontaneidad puede ser muy sexy, mirarlo a los ojos y preguntarle qué quiere que le hagas cumplirá con todas sus fantasías.

Mira aquí las cosas que las mujeres no nos atrevemos a pedir en la cama, pero deberíamos. Ver películas...siiiiii, también vemos porno

Cuando el sexo comienza con un caricia inocente hace que en el momento en que las cosas empiecen a ponerse calientes las ganas de arrancarse la ropa se dispare.

Nada como cuando te das cuenta que no estás poniendo atención a la película por andar fantaseando con él.

Tip: nada de películas dramáticas en las que terminas llorando y queriendo abrazar a tu mamá.

Lugares públicos

Antes de que tu lado atrevido nos malinterprete, con lugares públicos no nos referimos a hacerlo en público.

Cuando estás en un lugar donde tienes que controlarte, las miradas, los besos y por qué no el toqueteo disimulado, harán que cuando por fin llegue el momento los dos estarán como locos.

Y por qué no hacérselo saber a tu pareja. Decirle en secreto las ganas que tienes de llegar a la casa y meterlo a la cama, o que te haga saber que por más linda que te veas con esa ropa no ve la hora de quitártela, aseguran un encuentro muy apasionado.

Masajes

La luz tenue, tu encima de el en la cama tocando todo su cuerpo con aceite…¿que más tenemos que decir?

Eso sí, prepárate para recibir un pago en especies.69

El famoso 69, ¿por qué?

Porque nunca falla. Dentro que los juegos previos es definitivamente el que mayor placer dará a los dos simultáneamente.

Solo asegúrate de controlar tus tiempos, pues aunque no siempre es necesario el sexo, tampoco quisieras que él termine mucho antes que tú.

La ducha

A los hombres les encanta verte tomar el mando y tener iniciativa. Así que cuando vaya a bañarse aprovecha para sorprenderlo y metéte a la ducha con él.


La estimulación visual también entra de los juegos previos: empieza por enjabonarte y dejalo que te mire.

Incluye estos juegos previos en tu rutina y asegurate un buen polvo.Verás como esos minutos extra que dedicaste serán más que bien recompensados.

En muchas ocasiones tanto hombres como mujeres enfrentan una relación sexual con temores, especialmente a fracasar y a no satisfacer a la pareja. Los hombres le tienen miedo a no tener una erección o a eyacular precozmente; las mujeres, a no alcanzar el orgasmo. Todo esto lleva que se inicie la relación sexual con mucha ansiedad, que dura aproximadamente entre 15 y 20 minutos.

Así que ya sabéis a toquetearse mucho, mucho..y durante un buen rato..después lo agradeceréis los dos...mientras jadeáis extenuados.



Comentar

Se el primero en comentar

Notificación de
avatar
wpDiscuz