Kohey Nishi Mini-Actor porno japonés

El joven, de 24 años, ha encontrado bastantes críticas a su paso... Muchos le acusan de incitar a la pedofilia a través de sus cintas.

Se llama Kohey Nishi, tiene 24 años y es víctima de mucopolisacaridosis, una enfermedad incurable que le impide alzarse poco más de un metro sobre el suelo. Pese a ello, es la última sensación del cada vez más exportado cine para adultos japonés. Tanto que se ha convertido ya no sólo en una auténtica porn star, sino también en uno de los hombres más envidiados del país.

Nishi, que hace unos años tenía una vida relativamente tranquila trabajando como informático, cambió los ordenadores por el porno tras aceptar una atrevida propuesta de gente de su entorno para probar en el cine X. Después de un par de prometedoras grabaciones, sus vídeos comenzaron expandirse rápidamente y sus apariciones en este tipo de películas se multiplicaron hasta convertirse, al poco tiempo, en director de sus propios films.

En todas estas películas, el joven interpreta a un niño pequeño que vive todo tipo de aventuras tórridas con mujeres que parecen mucho mayores que él: "No hay nadie que sea adulto y que parezca un niño tanto como yo", comentaba el intérprete a The Sun en una de sus primeras entrevistas a medios internacionales tras sobrepasar las fronteras del éxito con su trabajo.

Una carrera en progreso que, como era de esperar, ha encontrado muchas críticas a su paso. Y es que no son pocos los que acusan a Nishi de incitar a la pedofilia a través de sus cintas. Planteamiento que éste rechaza efusivamente: "Una vez me dijeron que mis vídeos podían ser peligrosos al verme como un niño real, pero considero que lo que hago impide que se abuse sexualmente de los niños, así como las películas de guerra y los videojuegos de tiroteos pueden contribuir a la paz".

Una serie de argumentos que han sido tildados de paupérrimos por muchos de sus detractores, quienes ven en el caso de Nishi una muestra más de la depravación de un país que, además de consumir este tipo de productos de dudosa ética, los exportan al resto del mundo a través de una industria cultural en la que parecen haberse asimilado para siempre determinados dejes de lo más peligrosos.

No es una excepción

Y es que, además de un cine para adultos cargado de títulos en los que se acentúan los roles sexuales adultos - menores, sucede tres cuartos de lo mismo en muchas de las producciones hentai, en otros tantos cómics o en numerosas girl bands en las que las integrantes aparecen con una clara estética lolita. El público mayoritario que consume todos estos productos suele ser el mismo: hombres mayores.

Sea como fuere, si algo está claro es que el caso de Kohey Nishi no es precisamente rara avis en la industria del porno, donde hace ya mucho tiempo se viene trabajando con gente pequeña. En casi todos los casos en los que aparecen actores o actrices con problemas de acondroplastia o similares, los roles que se promueven son muy parecidos a los que tienen al afamado actor japonés.

Lejos de las críticas, aunque no ajeno a ellas, Kohey asegura que es más feliz desde que la fama le ha llegado haciendo algo que le gusta, que consigue hacer que se olvide de sus problemas físicos y que le sirve para potenciar algunas de sus virtudes. Algo que para él justifica la pérdida del anonimato y que entiende conlleva críticas que van en el sueldo.

 

 

De momento, y sabedor de que su carrera durará lo que quieran sus fans o lo que aguante su cuerpo al sufrir una enfermedad degenerativa, tiene la intención de invertir todo su tiempo y esfuerzo en seguir rodando para crecer profesionalmente: "Me gustaría actuar en dramas que no sean eróticos y en el futuro hacer películas y pornografía estadounidense".

 

 

 

Si os gustan los tarros pequeños, los hombres con aspecto infantil pasado de vueltas, los niños imberbes y las cosas raras, este es vuestro actor porno..el mío desde luego no...

Aqui encontraras mas información sobre este joven actor 

Comentar

Se el primero en comentar

Notificación de
avatar
wpDiscuz