Mi jefe

Trabajo de empleada en una casa particular, en ella vive mi jefe solo, un hombre solitario por decisión propia.

Un día noto que su actitud hacia mi cambia, su forma de tratarme y mirarme. Pasa muy cerca de mi casi rozando su cuerpo. Sus ojos tiene un brillo diferente al mirarme. Un día le estoy sirviendo el desayuno y me acerco a colocar agua en su taza de cafe y mis senos quedan cerca de su cara, él me mira y dice que me dará un bono si hago algo por él.

Pregunto “¿que sera?” Y me dice: “quiero que me muestres tus senos”.

Me sorprende, pero me dice que si no quiero no hay problema, pero me dará el dinero si lo hago. Yo uso un delantal abrochado por delante y nada de ropa interior. Yo retrocedo y comienzo a desabrocharlo hasta que quedan mis senos desnudos a su vista. Él  me pide tocarlos, aclarándome que me pagara más. Me acerco mientras él sigue sentado, comienza a pasar sus dedos por ellos, rodeándolos.

Mis pezones comienzan a ponerse duros al roce de sus dedos, luego pasa su lengua y mama mis pezones. Me gusta, me excita, trato que no lo note. Él se desabrocha su pantalón y pone mi mano en su miembro que esta duro, grande y caliente. Comienzo a masturbarle mientras dice que es rico y que me pagará bien. Él nota que estoy excitada ya que comienzo a jadear despacio y como sigo de pie frente a él y mete su mano bajo mi delantal. Encuentra mi clítoris el que estimula, y  ya mi vagina esta mojada por la excitación. No para de masturbarme al igual que yo a él, e igualmente sigue chupando mis senos desesperado. Se levanta y me da la vuelta colocándome de frente al lavaplatos, levanta mi delantal y puesto él detrás mio me penetra por la vagina una y otra vez. Al comienzo fuerte y después despacio. Me duele pero es rico y sus manos están en mis senos acariciándomelos.

Los aprieta mientras me sigue penetrando fuerte y rico. Me habla al oído y dice que quiere follarme y que me pagará más si se lo permito. Yo no le respondo, ya que el placer que siento es rico y quiero más. Saca su miembro de mi vagina y me lo mete por mi culo, él sabe que dolerá, así que lo hace despacio al comienzo. Sus manos ya no están en mis senos, están en mi vagina tocando mi clítoris. Le pido que lo haga fuerte y así lo hace, me penetra con todo su miembro duro. Me avisa que me acabará. Yo solo gimo de placer y también estoy por acabar, siento entrar su leche por mi ano, dando sonidos de placer. No me acaba todo dentro, ya casi al terminar saca su miembro y echa lo que le queda de leche por mis nalgas que tanto le fascinan.



Comentar

2 Comentarios on "Mi jefe"

Notificación de
avatar
Ordenar por :   Nuevos | Antiguos | Más votados
Carlos
Usuario

Hola Iria! Me fascinan tus historias, muy calientes y tan bien escritas y desarrolladas. Gracias por todas esas sensaciones que me provocas, sobre todo en mi entrepierna

wpDiscuz