Películas para entender el mes del orgullo gay

  1. Brokeback Mountain, de Ang Lee

Quizá una elección previsible y aún así, no exenta de polémica. Muchos son los detractores de esta película, pero son muchos más aquellos que todavía siguen tirándose de los pelos cuando recuerdan aquella madrugada del 6 de marzo de 2006 en la que la homofobia permitió a Crash arrebatarle el Óscar a Mejor Película a la ganadora moral del año y clara favorita: Brokeback Mountain.

Lenta y reposada, Brokeback Mountain tiene en sus silencios, en sus detalles, en lo que no se dice y en lo universal de su propuesta, la mayor de sus grandezas. Es la historia de amor entre dos vaqueros de una de las zonas más homófobas de los Estados Unidos, durante más de 20 años en los que luchan contra sus sentimientos, contra la sociedad y contra ellos mismos. Con una brillante banda sonora, austera pero efectiva, y unas interpretaciones de alto nivel (solventes Heath Ledger, Jake Gyllenhaal, Michelle Williams o Anne Hathaway), Brokeback Montain pronto se convirtió en un símbolo y un emblema, ganadora de decenas de premios (3 Óscars, 4 BAFTAs, Globos de Oro, etc.) y sin embargo, icónicamente víctima en última instancia de una evidente homofobia que la dejó a las puertas de la coronación como película del año. #justiceforbrokebackmountain

  "I wish I knew how to quit you..." 
  1. Como los demás, de  Vincent Garenq

Una joya del cine francés, que encantará y se ganará el cariño de todo el público LGTB con un fuerte instinto paternal. La película, que cuenta con la presencia de la española Pilar López de Ayala, coprotagonista junto a Lambert Wilson, cuenta la historia de Emmanuel y Philippe forman, que forman la pareja perfecta, se aman y se llevan bien hasta que Emmanuel siente el deseo de ser padre, a pesar de la oposición de Philippe. Arriesgándose a perder a su gran amor, sigue adelante. Pero, ¿Cómo tener un hijo siendo gay?

Es el propuesta de una película honesta, desnuda y con unas interpretaciones sublimes, que, independientemente del personaje con el que se sientan más identificados, Emmanuel o Philippe (monstruos) se ganará el corazón del espectador. La candidata francesa se cuela en el segundo puesto del ranking.

 
  1. Y tú mama también, de Alfonso Cuarón

Quizá, la presencia más sorprendente del ranking, Y es que, película de Alfonso Cuarón, pasa a pies puntillas por la homosexualidad pero, sin embargo, esta vertebra la historia y le da sentido a todo el universo de la película. Una película sencilla, austera y maravillosa, que muestra hasta que punto la homofobia interiorizada puede llegar a convertirse en una fuente de represión sin límites, capaz incluso, de romper la más fiel de las amistades (ese sobrecogedor café al final del film…). “No hay nada más difícil que vivir sin ti”; suena en el jukebox en el que Diego Luna, Maribel Verdú y Gael García Bernal se entrelazan en un baile de consecuencias impredecibles, en una de las mejores escenas del cine mexicano.

 "La vida es como la espuma, por eso hay que darse como el mar"
  1. C.R.A.Z.Y., de Jean-Marc Vallée

Es el turno del cine canadiense, que nos regala obra maestra del director Jean-Marc Vallée: este C.R.A.Z.Y. que cuenta la historia de Zach, que al entrar en la adolescencia y descubrir que es diferente a los demás, reprimirá sus tendencias más profundas para no perder el amor de su padre. Entre 1960 y 1980, vive rodeado de sus hermanos, de Pink Floyd y los Rolling Stones, de porros fumados a escondidas, de grandes y pequeñas discusiones durante todo un periplo en lo que lo único importante será mantener el amor de su padre, contra viento, marea y su propia sexualidad.

5. Un hombre soltero, de Tom Ford

El debut de Tom Ford y una “elegante” obra maestra del género, con una arrolladora interpretación de Colin Firth.  La película, situada en Los Ángeles, en los años 60, en plena crisis de los misiles cubanos cuante la historia de George Falconer (Colin Firth), un maduro profesor universitario británico y homosexual, que lucha por encontrarle sentido a la vida tras la muerte de Jim (Matthew Goode), su compañero sentimental. Una comedida fábula sobre la pérdida y la redención que constituye una pieza consistente y brillante, en todos los aspectos.

6. Mi nombre es Harvey Milk,  de Gus Van Sant

Estamos ante uno de esos casos en los que una interpretación brillante, en este caso la de Sean Penn, acaba restando protagonismo a la película. Y sin desmerecer, en absoluto, la brillante labor de Penn, Mi nombre es Harvey Milk es una arriesgada apuesta que sale bien parada a distintos niveles. Estamos ante la historia real de Harvey Milk, el primer político abiertamente homosexual elegido para ocupar un cargo público en Estados Unidos, y que fue asesinado un año después. Con una valiente propuesta y un sólido guión, la película va desgranando la evolución de Milk desde su decisión de salir del armario a la de irse a vivir a California y abrir un negocio que acaba convirtiéndose en un punto de encuentro para defender los derechos de los homosexuales del barrio, incluso a costa de enfrentarse con empresarios y políticos para finalmente, adentrarse por completo en el mundo de la política bajo el estigma de su orientación sexual. Un must see en toda regla.

7. Cachorro,  de Miguel Albadalejo 

Retomando la temática de las relaciones entre la homosexualidad y la paternidad, esta entrañable película, en la que colaboran José Luis García, un tierno David Castillo, Jonathan de Aída, o Elvira Lindo, cuenta la historia de Pedro, un “oso” de Madrid que por circunstancias adversas, se ve obligado a hacerse cargo de su sobrino de 9 años, forjándose entre ellos una fuerte relación que, pese a las adversidades y los prejuicios, les unirá para siempre. Un film con algún  tópico y algún fallo en el desarrollo que se ven sobradamente compensado por sus buenas intenciones y por la fuerza de su historia y la mirada desprovista de prejuicios, de lo que quiere contar.

 Imágenes de la película con la canción principal y mejor canción de Fangoria: "Hombres"

8. Philadelphia,  de Jonathan Demme

Protagonizada por Tom Hanks y Denzel Washington, Philadelphia fue una de las películas más importantes de 1993 (con dos Óscars y dos Globos de Oro) y una de las primeras muestras del talento interpretativo de Hanks. Curda y conmovedora, la película convertida ha sido convertida en  un icono. Cuenta la historia de un abogado que se contagia de SIDA y es despedido, por ello, de la firma de abogados en la que trabaja. El personaje interpretado por Washington le defiende en un proceso en el que debe luchar contra la opinión pública sobre la enfermedad y la homofobia, aparte de contra sus propios prejuicios. Una banda sonora que incluía la joya de Bruce Springsteen, Streets of Philadelphia, echó el resto.

 Streets of Philadelphia - Bruce Springsteen

9. Pregarias para Bobby,  de Russell Mulcahy

Estamos ante el único telefilm del listado, pero es que cuando alguien cuenta una historia real tan sobrecogedora y potente como la que cuenta la novela de Leroy Aarons en la que está basada, el origen de la película es lo de menos (de hecho, tuvo nominaciones en premios como los GLAAD o los Globos de Oro, incluyendo nominación para una espléndida Sigurney Weaver).  El protagonista Bobby Griffith, interpretado por Ryan Kelley, es un joven gay que se suicida a causa de la intolerancia religiosa de su madre, Mary –Sigourney Weaver– y de la sociedad que lo rodea. . Cuando le confiesa a su hermano mayor su homosexualidad su vida cambia completamente cuando su madre Mary, destacada por ser una cristiana devota y conservadora, se entera y se propone a “curarlo”. Todo un alegato sobre las consecuencias de la intolerancia y sobre aquellas personas que han llegado a perder la vida por ella.

 Pregarias para Bobby - Película completa

10. Weekend,  de Andrew Haigh

Toda una exploración del sexo, la amor y la intimidad, contada esta vez a través de los ojos de dos hombres que se conocen y comienzan lo que parecía una relación de fin de semana, que sin embargo, comienza a intensificarse y a mostrar indicios de ser algo más. Con esto argumento, la película plantea conversaciones y escenas en las que los protagonistas se ven inmersos en las consecuencias de esta “situación”. Una especie de “Antes del amanecer” menos intensa, que se ganó el calor del público más indie.

11. A Escondidas,  de Mikel Rueda

Esta pequeña película que descubrimos en el pasado Festival de Málaga nos encandiló por completo.

Estamos ante la sutil historia de Rafa, un niño español de 14 años e Ibrahim, un chico marroquí de la misma edad, pero con enormes problemas de integración en España. “A Escondidas”, dirigida por Mikel Rueda gana más por lo que no cuenta, que por lo que cuenta. En la película, vemos como estos dos jóvenes, que siente una atracción mutua, viven su “anormal” situación con inusual normalidad. A su vez, también refleja la situación social de jóvenes que están en la misma situación de Ibrahim, y la falta de normalidad en las relaciones homosexuales entre menores (una de las escenas más memorables de la película es ese compañero de Rafa musitando “no entiendo muy bien que estás haciendo pero me siento mal, ¿Puedo ayudarte en algo?“).

Nos alegramos de que el equipo haya podido sacar adelante una propuesta tan arriesgada (y difícil de sacar adelante desde un punto de vista comercial  y de financiación) como este “A Escondidos”. Estamos ante una historia de amor vital, virginal, en la que el cariño de los personajes y la inocencia de sus sentimientos prima sobre cualquier otra cosa. No ofrecerá grandes momentos de pasión o sexo porque lo que busca contar es otra cosa, esos primeros sentimientos, esa primera desorientación.

12. Bent,  de Sean Mathias

Basada en  una obra de teatro, Bent cuenta la persecución de los homosexuales en el Tercer Reich a partir de los sucesos de la Noche de los cuchillos largos y el asesinato del homosexual y líder nazi Enrst Röhm. Protagonizada por Clive Owen, Ian McKellen o Jude Law aparecen en el reparto de una de las películas más duras de la selección.

13. Yossi & Jagger,  de Eytan Fox

En una clasificación tan multicultural como ésta, llega el turno de Israel, con la historia de amor de dos oficiales israelíes en la frontera libanesa. “Yossi & Jagger” fue una de las películas más comentadas de 2002 por lo polémico de su contenido, con el que se intenta hacer reflexionar a la sociedad israelí sobre temas como la homosexualidad, el terrorismo o el papel del ejército en 67 minutos.

14. Primer verano,  de Sébastien Lifshitz

La historia de un romance homosexual veraniego y el despertar sexual / sentimental de sus protagonistas.  Mathieu, un joven de 18 años, está pasando el verano con su madre en su casa de Bretaña. Un día en la playa Mathieu conoce a Cédric, un chico de su edad, y ambos comienzan una relación.

15. Dos Bodas y un Funeral,  de Kim Jho Kwang Soo 

Una alocada mezcla de géneros coreana en la que Min Soo, un hombre gay, y Hyo Jin , una lesbiana, deciden casarse el uno con el otro para engañar a la conservadora sociedad coreana y sus respectivas familias. Su plan funciona a la perfección: mientras que en secreto viven con sus parejas del mismo sexo para  el mundo exterior viven como una pareja “normal”. Gozan de todos los beneficios que ofrece a las parejas heterosexuales y también son capaces de protegerse de la curiosidad de los padres y otros que podrían desaprobar su estilo de vida. Sin embargo, los padres molestos e incrédulos de Min Soo empiezan a sospechar un poco con su vida, poniendo en peligro su plan y encadenando una cadena de despropósitos y situaciones que podrán en evidencia la inutilidad de los prejuicios.

***Muchas quedan por ver, aquí te dejo un enlace para que puedas visionar estas y más.



Comentar

Se el primero en comentar

Notificación de
avatar
wpDiscuz