Profesiones en las que hay más infieles

No, no se trata de buscar novio, o esposa según la profesión, aunque también hay gente así. Pero es evidente que hay algunas profesiones en las que son mucho más infieles, y no tratamos de justificarlo, sino que son así. En este artículo vas a ver algunas de esas profesiones. Mencionamos algunas muy generales, y luego otra que varían según el sexo.

Todo lo relacionado con la medicina. Sí, vemos todas esas series relacionados con médicos, y hasta en la tele vemos un montón de infidelidades: médicos, enfermeras…Acordaros de esa gran serie: Anatomía de Grey...Por algo será. Y es que todas esas guardias, el hecho de estar solos durmiendo ahí…el estar expuesto a mucho estrés y tensión

El roce hace el cariño, no lo neguemos, y por eso hay tantas aventuras extramaritales en los hospitales, porque las salas de descanso en realidad están llenas de sentimientos que no son precisamente de culpa y de descanso. En el caso de los hombres, son los médicos los más infieles, mientras que en el ejemplo de las mujeres, es más propio de enfermeras.

¿La razón? No lo sabemos, pero puede ser el constante juego de rol que forman, en el que el médico está por encima de ella. 

Infidelidades de altos vuelos.En los aviones, se refiere más bien a pilotos en cuanto a hombres, y azafatas en cuanto a mujeres, pero puede deberse a la falta de puestos del otro sexo en ese determinado trabajo.

En cualquier caso, la imagen de las azafatas es muy típica.

Es la imagen de marinero, o marinera del siglo XXI: tener a uno en cada puerto.

El hecho de viajar, pero también de ver mundo, conocer gente nueva en tu trabajo a todas horas… todo eso hace de un avión el caldo propicio para ponerle los cuernos a tu marido o novio.

En el caso de los pilotos es algo distinto, porque suelen usar su profesión para simplemente, pillar cacho. Son los "carroñeros del aire".

Abogados.

Vale, lo de la foto no es un abogado, pero bueno, todo está relacionado. Los jueces no suelen ser tan infieles como los abogados, porque los abogados suelen estar llenos de mentirosos todos los días, y el hecho de salir al estrado a hacer tu pequeño discurso, da una inyección enorme de confianza. 

Esto hace que los demás los vean como macho o hembra alfa, y así va: que siempre son adorados. O que no tienen tiempo para una comida de verdad, y que tú aún pugnas por conseguir un huevo en su apretada agenda.

 

Lo que se mueve en los medios

Lo que vemos en la imagen es un fotograma de “El diablo viste de Prada”, donde dos profesionales del mundo de la comunicación, en este caso revistas, terminan teniendo una relación casual, y eso sí, ella poniéndole los cuernos a su novio. (¿o había recién cortado con él?)

En cualquier caso, los periodistas y profesionales de medios de comunicación, entre los que se encuentran redactores, editores, fotógrafos y demás, son todos del mismo tipo: buitres ávidos de lo más nuevo, de la información que les permitirá ascender.

Es una generalización, pero normalmente es así, no nos engañemos, y muchos están dispuestos a escalar sobre los demás para alcanzar la cima. Aunque sea a base de relaciones sexuales.

 

Amas de casa. Sí, y no es coña: las amas de casa son seres que podían haber hecho algo más. No nos equivoquemos, algunas son felices donde están, pero hay otras que buscan algo más para salir de esas rutinas. Y ya se sabe: entre que viene el que arregla el baño, o el de la fibra óptica… todo eso acaba como acaba.O al menos es la fantasía erótica de muchos..

Algo así como una maruja que esconde bajo su bata un animal perverso y vicioso. Vamos, que si crees que el lugar más seguro para dejar a tu mujer que haga su vida, no es precisamente la cocina, porque corres el mismo riesgo, o peor que otros, de que te pongan una cornamenta que no puedas pasar por la puerta de tu casa.

 

Agentes inmobiliarios. Tanto hombres como mujeres, es una profesión infiel por naturaleza. Porque le añades el morbo de estar en una casa vacía, pero de otra persona, y el peligro de que alguien puede venir a comprobar algo y pillaros. Así, es común que los hombres y mujeres que se dediquen a esto, se ganen algunas comisiones por conseguir estos objetivos.

 

 

 

Oficiales de policía.

Sí, un policía es algo que pone, y mucho. En la foto tenemos al cuerpo de policías de Bruselas, y menudos cuerpos. También el hecho de que son considerados como una autoridad, es lo que hace que ellos estén mucho mejor cotizados.

Es el juego del poder: de vez en cuando, nos gusta que vayan con ese rollo de policía sexy. Pero no es algo que soportemos las 24 horas del día.  Así que los policías suelen ser la profesión con más líos de una noche que jamás se hayan conocido.

 

Masajistas

Lo mismo que el tema de los camareros. ¿Qué piensas cuando te dice tu chica que va al masajista una vez a la semana? Que lo necesita, claro. Y no nos extraña, claro que lo necesita, porque los y las masajistas saben, efectivamente, cómo tocar a una mujer/hombre. 

Tienen dedos mágicos, y eso gusta muchísimo. Por eso, deberías sospechar, si tu chica tiene “demasiadas contracturas que hay que reparar a base de masajes”. Y más si el masajista de turno es un hombre cachas con una sonrisa impecable o una chica de buen ver que no lleva nada debajo de la bata de trabajo.

 

Camareros. 

Plantéatelo de esta forma: ¿te sentirías seguro si supieras que tu chica se gana la vida detrás de una barra sirviendo copas? ¿Y sabiendo que cuanto más escote enseñe, más propinas ganará? Pues eso. No es una cuestión de confianza.

Solo que cuando tienes una profesión en la que conoces gente todos los días, esto se vuelve algo más habitual, porque tienes ante ti todas las posibilidades del mercado. Y al ser camarera, puedes tener donde elegir en ese amplio mercado.

 

 

 

Secretarias. 

Otro caso de lo mismo, y que está al servicio de la jerarquía: el hecho de tener a una mujer que hace todo lo que le pidas, es algo que a los hombres les gusta. La relación de complicidad se vuelve tal, que la mujer al final siempre termina sospechando de la secretaria.

 

 

 

 

Profesora/es. 

Aquí en realidad hablamos de las maestras de primaria. No sabemos si es por ese aire infantil que suelen tener, inocentes, que al final son ellas las que más infidelidades cometen. En el caso de las profesoras universitarias, no se da tanto el caso, pero puede ser por las cifras que hay.

De todas formas, normalmente suele ocurrir en las reuniones de padres: entre que tratas los problemas del niño, y ves que el matrimonio es una institución muy débil, todo ello está destinado al fracaso por un tema de infidelidades. 

 

Psicólogos. Aquí abundan tanto hombres como mujeres. Así que si estás buscando ayuda psicológica, puedes tener un gran ratio de posibilidades de conocer a tu próxima pareja. Suponemos que es por la complicidad que se forja entre esas dos personas, ya que conoce tus más íntimos secretos, y sabe cómo tratarlos. 

Aún así, esto no deja de ser aprovechar una ventaja injusta sobre los demás, y utilizar las debilidades de aquellos para conseguir algo de “amor”. 

 

Profesores universitarios

¿Te acuerdas de ese profesor tuyo que estaba de muy buen ver de educación física? Sí, pues al parecer no es tan raro como parece. Aquí se refiere mucho más a los hombres, puesto que en la categoría de mujeres, encontraremos a la maestra. Pero a lo que íbamos. todas hemos tenido uno de esos profesores que nos encantaba.

Con su aire a madurito, sus primeras canas…o el joven sexy con mirada cautivadora y claro, luego teníamos que diferenciar esa caballerosidad de los mamotretos con los que normalmente nos relacionábamos en clase. Entonces, no era de extrañar que miráramos tanto a ese profesor. Eso sí, también supuso el inicio de una serie de buenas notas. 

 

EnfermerasOtro mito sexual muy activo. Ya lo mencionamos antes en el tema de los profesionales de la medicina, pero teníamos que volver a hacer una mención, porque es un rumor muy extendido por series y otros medios. No hay mucho que decir: están más en contacto con la gente de su trabajo que con otras personas.

 

 

Por eso, es inevitable que alguna vez se digan que “el roce hace el cariño”, y que crean que otras personas las entienden mucho mejor que su propio marido. Si piensas eso, igual es hora de hablar con tu marido antes. Evidentemente las profesionales del sector no suelen ir vestidas como la de la fotografía para desgracia de más de un enfermo.

En algunas profesiones, los cuernos van que vuelan. Por su tipología, existen profesiones más proclives a traicionar al otro. ¿Por qué? Esta es la pregunta que se preguntan víctimas y verdugos de las infidelidades que ocurren en el lugar de trabajo de ciertos profesionales. Y es que la cantidad de horas que se pasan en el trabajo, la imposibilidad de conocer gente nueva y un trabajo que brinda todo lo contario, y el aburrimiento de algunos empleos, hacen que en el horario laboral además de trabajar se sea infiel a la pareja.

Compartir mucho tiempo con los colegas, situaciones emocionales o de mucho estrés, noches en las que se acaba de trabajar a las tantas, son condiciones que estrechan, aún más si cabe, las relaciones con los compañeros de trabajo. Ya se sabe…Cuanto más primo más me arrimo. Y cuanto más hermano más marrano.

Y es que la aventura es más divertida si huele a peligro. También esta la imaginación, y es cierto que todos nos imaginamos a todos esos profesionales con el típico disfraz sexy o situación fuera de contexto, dejando de lado su profesión, la ocasión si es propicia, cualquier tipo de persona es capaz de llevar a cabo sus fantasías adelante.

Ojos que no ven, corazón que no siente. Pero no es oro todo lo que reluce. Estos profesionales rodeados de glamour y vidas excitantes pierden fácilmente el contacto con la realidad de una familia y sólida. Pobres, necesitan alimentar su ego y el vacío que implica llevar una vida tan nómada. Muchas veces sus aventuras no son otra cosa que una desesperada necesidad de cariño. Necesitan afecto sólido y verdadero, como cualquiera. Que también son humanos.

Y hasta aquí hemos llegado. ¿Queda alguna profesión más cornuda por mentar? ¿Existen realmente las profesiones peligrosamente infieles? No creo que estas 10 profesiones sean vinculantes con la infidelidad. 

Creo que se trata de momentos, errores, y a veces no tan errores. También de gente infiel.

Comentar

Se el primero en comentar

Notificación de
avatar
wpDiscuz