¿Por qué tengo fantasías sexuales con terceras personas?

Está claro que tener encuentros sexuales en los sueños, de esos que parecen tal reales que hasta la piel se eriza y hacen que el cuerpo reaccione como lo haría en un encuentro real, no es cosa del otro mundo. A todos nos ha pasado en alguna ocasión y no es reprochable, al fin y al cabo como decía aquel, los sueños..sueños son.

Cuando se tiene pareja es común que eso pase. De acuerdo a Helen Fisher, una pionera en la bioquímica del amor, existen tres etapas del amor y la primera es quizá la más intensa.

Recibe el nombre de química sexual o lujuria. Es cuando alguien se siente locamente atraído por otro.

Llegado el momento en que la furia y emoción se van difuminando y las relación comienza a tener un poco de monotonía, probablemente te acercas a la etapa dos: el enamoramiento, que tiene la característica de ser algo más romántico, con miras a establecer un compromiso y formalizar.

En esta etapa puede ocurrir que comiences a fantasear con alguien más porque estás cansada de lo mismo y con menos ánimos de estar con tu pareja cada día.

Las personas que tienden a fantasear con otras frecuentemente se sienten culpables y aterradas, porque creen que están a un paso de la infidelidad o de abandonar a su pareja, pero que con conocimiento de causa persisten en sus fantasías una y otra vez hasta que se dan cuenta que disfrutan más así que en la intimidad real (si es que aún la tienen).

Foto/Weloversize.com

Paralelo a este placer, nace el remordimiento y los sentimientos de culpa. Preguntas como ¿y ahora qué hago? ¿debo contárselo? ¿procedo a ese desliz que tanto anhelo? ¿soy mala persona? inundan la cabeza.

Para esas almas preocupadas por creer que en pensamientos le son infieles a su novio o novia, traemos a colación extractos del artículo “¿Por qué tengo fantasías sexuales con terceras personas?” publicado en la revista Glamour de España pero cuya versión original se encuentra en el sitio especializado en temas de amor y pareja “Hello Giggles”.

Ellos consultaron a la experta en relaciones y autora del libro “Sex that works: an intimate guide to awakening your erotic life”Wendy Strgar quien ilumina con sus consejos y sugerencias a las personas que están pasando por esta misma situación.

“Podemos usar las fantasías para despertar el líbido”, asegura. “Tenemos la habilidad de orientar esa excitación de regreso a nuestra pareja íntima”, continúa. 

Foto/Univisión.

Parte del por qué ocurren las fantasías sexuales, es en palabras de Strger, es porque antes de comenzar una relación cada persona debería profundizar en aquello que espera obtener, algo así como las expectativas que hay de esta etapa, y conocer qué empuja hacia ideas sexuales a cerca de la otra persona.

Por eso se llega a la rutina, en la cual no es posible canalizar toda esa carga sexual y obtener placer. De ahí vienen las fantasías.

Si tal vez cambias los cuestionamientos del por qué te sientes así y piensas en esas cosas que solo te hacen sentir culpable, podrías encontrar una solución. Qué tal si te auto exploras. Piensa en cuáles son tus deseos, lo que quieres hacer y aún no se han atrevido como pareja y en las cosas que quieres echar a andar y materializar.

Luego pregúntate qué te tiene aburrido o aburrida, ve a la raíz, descúbrelo y luego haz algo al respecto.

Y si por tu mente pasa la idea de contarle que fantaseas con otros mejor deténte. Strgar recomienda mejor no hacerlo. En primer lugar no es tu obligación ante todo, puedes herir al otro y eso tal vez sea irremediable o empeore las cosas.

En segundo lugar siéntate con él y hazle saber qué te apetece y qué no.

Una conversación podría ser la solución que desde hace tiempo estabas buscando.

Comentar

Se el primero en comentar

Notificación de
avatar
wpDiscuz