Qué hacer si te chantajean en la Red

Nadie puede poner en duda los beneficios de Internet y los smartphones para la sociedad. Sin embargo también ha abierto una puerta de acceso para estafadores, pederastas, etcétera. 

Aceptaste como amigo en esa red social a ese chico tan sexy. Teníais algunos contactos comunes y... ¡es que era tan guapo!

Al poco comenzasteis a hablar por privado. Te pregunto a qué te dedicabas, te contó un poco de su vida. ¡Teníais tantas cosas en común!. Aumentó tu nivel de confianza.

En un momento dado, el intercambio de mensajes se aceleró, y con él el envío de fotos. Picaste el anzuelo, y un día que volviste a casa un poco chispa, aceptaste el sexting. Tres fotos y un vídeochat más tarde comenzó tu pesadilla.

Ese chico que creías conocer no existía en realidad. Una simple búsqueda en Google te habría mostrado que esas fotos correspondían al Instagram de un actor o cantante famoso en otro país (Sudamérica o Rusia, habitualmente). Pero mientras tú creías haber ligado con alguien especial, ese alguien se había hecho con todos tus contactos de Facebook. Ahora te amenaza con mandar esas fotos y vídeos a tus familiares y compañeros de trabajo si no les das cierta cantidad de dinero.

Lo que ocurre es que estás siendo víctima de lo que se conoce como sextorsión.

Los ciberdelincuentes pueden conseguir el material con el que extorsionar a sus víctimas de tres maneras distintas, según nos explican los especialistas en antivirus:

-    Que el delincuente instale un spyware en el ordenador o teléfono de la víctima de modo que pueda controlar la webcam o la cámara.

-    Que la víctima, a través de técnicas de phishing, descargue un malware que le robe el contenido del ordenador.

-    Que el delincuente robe físicamente el smartphone o el ordenador haciéndose con los datos.

El robo de fotografías y vídeos comprometidos está a la orden del día. Así se ha puesto de manifiesto tras el robo de imágenes comprometedoras de diversos personajes famosos, por lo que desde Kaspersky Lab recomiendan mantener actualizados los softwares y sistemas operativos, evitar páginas web y enlaces que sean sospechosos, no conectar dispositivos de almacenamiento desconocidos en el ordenador o teléfono móvil e instalar un antivirus adecuado.

Aunque el objetivo suele ser varón, entre 20 y 40 años, está aumentando el número de casos entre mujeres, y no solo los perfiles que buscan en páginas de contenidos sexuales, sino en sitios tan aparentemente inocentes como Facebook.

¿Qué puedes hacer? Para empezar, prepararte para lo peor, que todos vean tus fotos y un vídeo masturbándote. Así que más vale que informes al personal por si ocurre. La recomendación es borrar todos tus perfiles de usuario, por más perjuicio que esto suponga, guardando previamente todas las pruebas posibles para demostrar el chantaje. Después denuncia ante la Policía. La extorsión es un delito, y la divulgación de imágenes privadas también.

Si no eres la rica heredera de un imperio comercial, o la CEO de una importante empresa, es probable que no seas siquiera un objetivo, porque estos delincuentes recurren a técnicas de ingeniería social para poder acceder y chantajear a individuos con una buena posición económica. Al igual que a ti, estas bandas han atrapado a mucha gente.

¿Te suena a ciencia ficción? ¿a episodio de Black Mirror?

Dímelo la próxima vez que un individuo sospechosamente guapo (y desconocido) te pida amistad.

Comentar

Se el primero en comentar

Notificación de
avatar
wpDiscuz