Quickie, sexo relámpago de 15 segundos,¿moda o estúpidez?

Abro como cada mañana mis fuentes de información, y me encuentro con tal titular...

A mi parecer, creo ya no saben que inventar, y si un tal supuesto gurú del sexo o lo que por aquí se llama influencer (incluida yo), dice que de repente es malo tener sexo, o que hay que tenerlo con un casco en la cabeza por que es lo mejor, la gente aborregada y falta de inventiva sexual o ya desahuciada del tema lo hace sin más, sin importar que importancia tiene nuestra vida sexual y la vida en pareja en cualquiera de sus formas. Pero lejos de "influenciaros", os escribo este post sorprendida de como hasta las modas cambian y nos mueven como si de marionetas nos trataramos. Ya lo dijo Baltasar Gracián en el Oráculo manual y arte de prudencia: "Lo bueno, si breve, dos veces bueno". Menos conocida es la segunda parte de esta expresión tan popularizada que decía "... y aun lo malo, si poco, no tan malo". Algo aplicable a casi todo en la vida y también, claro está, al sexo. Cada día que escribo para vosotros, me pregunto porque esa manipulación de algo tan intrínseco del ser humano como el sexo es dirigible por parte de unos y de otros sometible.

Cada vez se cuantifica mas todo, cuanto debemos tardar en comer, las calorías que consumimos en una rutina deportiva, todo se mide, todo tiene un valor y casi todo ya tiene una aplicación hoy en día en nuestros móviles para ser calculado, todo tiene una estipulación determina, incluida el sexo.

Diego Bermejo, periodista en la columna F5 (Fcinco) del periódico el Mundo nos propone mantener una nueva versión rápida del sexo en apenas 15 segundos...SI! yo también me preguntado..15 segundos si con eso no tengo tiempo ni de bajarme las bragas...Diego propone como alternativa a los marchitados matrimonios que se repiten  y muchas parejas contaminadas por lo que socialmente se entiende como una relación sexual placentera y que parece dar más importancia a la duración que a la calidad.

En ese tiempo, los dos implicados, como si de dos animales en celo se tratase, intentan llegar al orgasmo poniendo toda la carne en el asador. Aunque a algunos les parezca imposible, a un animal tan parecido a nosotros como es el chimpancé tan solo le hacen falta tres segundos para consumar el acto. La elección del lugar, el momento y el calentamiento previo juegan un papel decisivo en todo quickie, tenga la duración que tenga.

Según aseguran los amantes del quickie, lo ideal es combinar este tipo de sesiones exprés con otras más extensas en las que olvidarse del reloj y en las que disfrutar de otro tipo de sensaciones con tu pareja. Y es que, si hay algo que acaba extinguiendo la pasión de muchas parejas, es la monotonía.

Hasta ahí todo bien, y muchos opinareis al respecto lo mismo que yo, lo ideal sería hacerlo sin más, sin medir tiempos, sin culpabilizarnos, unos días mejor y otros genial, pero para mi el sexo ideal, es el que uno se supera al polvo anterior, el que mezcla pasión y desenfreno, morbo y ser salvaje. No soy de las que quiere solamente el sexo "slow", me aburriría tener sexo así, necesito de sexo con preliminares o sin ellos, de polvazos en la cocina o en la cama de dos horas, pero sin cronómetro y sobretodo sin control alguno, me encanta redescubrir a esa persona con cada acto, y recordar porque me sigo sintiendo sexualmente atraída por él, llámalo feromonas, llámalo química, que se yo, solo soy una simple mortal que creo disfruta a pleno de algo tan maravilloso como el sexo y el placer en toda su plenitud, sin prejuicios ni barreras.

Pero no quiero entrar en esas modas superfluas de como mantener sexo escritas en una columna periodística. Yo voto hoy y siempre por el erotismo, por el juego, por los preliminares o por la falta de ellos y un "aquí te pillo aquí te follo", pero sin mirar al reloj, por favor, bastante estrés social tenemos como para que algo como nuestra vida sexual también deba ser cronometrada, vamos de aquí para allá como verdaderos zombies sin sentir absolutamente nada, cada vez más deshumanizados, no hagamos de esto también algo en lo que "sentir" con cada poro, con cada átomo de nuestro ser este mal.

El sexo puede ser nuestro propio Nirvana particular  y como tal debe ser vivido en su total experiencia.

Yo pienso irme de este mundo con ese recuerdo, haber echo sentir y volar.

Al fin y al cabo el tiempo es tiempo y se mide por las horas del reloj, pero hagamos que en esos momentos, se pare el tiempo, dure 15 segundos como dos horas......

Comentar

Se el primero en comentar

Notificación de
avatar
wpDiscuz