Sexo anal, opiniones de ambos sexos

Cuando hablamos de tabúes o prejuicios sexuales, el sexo anal es el rey por antonomasia, al igual que en su día fue la masturbación o el sexo oral. Y es que el sexo anal es una de las temáticas con más controversia, de las que nadie quiere hablar, pero de la que todos preguntan al respecto.

Da igual donde o cuando hayas nacido. Seguramente conozcas a alguien que haya dicho alguna vez aquello de que el “sexo anal solo le interesa a los hombres”, “que sólo los hombres gays tienen sexo anal” o “que a las mujeres no nos gusta

Pues bien, el disfrute del sexo anal no hace distinción por razón de raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición personal o social. El sexo anal es como la ópera, o te gusta o no te gusta, o te fascina o te horroriza, pero no deja indiferente.

Veamos que piensan algunos hombres acerca del sexo anal.

Muchos hombres podrían resumir el sexo anal con la típica frase “culo veo, culo quiero”, y es que para muchos de ellos esta práctica supone un morbo, una dominación o una atracción por “lo prohibido”. Sin embargo reconozco que ha habido muchas respuestas de amigos que me han escandalizado. Recuerdo a uno que me dijo que le encantaba, pero ahora que iba a casarse, “a su mujer por detrás ni tocarla”, como si fuera una práctica indecente para esposas y madres.

Sin embargo cuando les pregunté acerca de recibir sexo anal, fueron muchos más  los que manifestaron que tenían un “ancestral mecanismo de defensa”, tal y como dice Antonio Recio, protagonista de la serie “La que se Avecina”.



Para muchos hombres heterosexuales el hecho de que pueda gustarles ser penetrados, alimentado por la homofobia y las falsas creencias en torno al sexo anal, les impiden explorar su sexualidad anal, a solas o en pareja. Y con ello no quiero decir que todos los hombres tengan que recibir estimulación anal si no quieren. Solamente dejar claro que el hecho de que a un hombre le guste el sexo anal no esconde represiones de una orientación sexual en cubierta. A millones de hombres les encanta recibir estimulación anal con caricias, la lengua, dedos o juguetes eróticos porque les produce placer u orgasmos de órdago, sin que esta práctica haya cambiado su orientación sexual. Y es que es normal que les produzca este placer puesto que el ano  se encuentran muchas
más terminales nerviosas que en otras partes del cuerpo.

Asique si eres de los que disfrutas con esta modalidad sexual o estás pensando en animarte a probarla te sugerimos que pruebes a que ella use un pene de quita y pon. Este intercambio de roles, que implica un traspaso de poder será una auténtica bomba de excitación que os regalará una experiencia una experiencia sexual trascendente, de esas que te alegran todo el día.

¿Y qué piensan algunas mujeres sobre esta práctica?

Como para todo en esta vida, algunas mujeres afirman que el sexo anal les encanta, a otras les repugna sólo la idea de hacerlo por considerarlo algo sucio o inapropiado y otras mantienen una actitud ambigua que oscila entre el temor al dolor y el deseo de experimentar.

Aquellas que se mantienen en esta ambigüedad deben saber que el esfínter anal es muy potente y se mantiene fuertemente cerrado de manera constante. Es por ello que proporciona al hombre sensaciones tan intensas cuando lo traspasa y puede resultar doloroso cuando no estás acostumbrado/a a que te penetren.

Sabemos que el ano no se lubrica durante la excitación sexual. Sin embargo es un mito el decir que siempre duele. El dolor es sólo la indicación de que el ano no está bien relajado y abierto. En estas ocasiones, y para que la relación sea más placentera, será necesario utilizar algún lubricante al agua en abundancia para facilitar la labor y lo practiques, especialmente al principio con mucha delicadeza.

 

Así que nada, allá cada cual con sus límites, sus gustos, sus pasiones y sus prejuicios. Pero aquellos que se animen a curiosear por terrenos inexplorados, recordad: higiene, protección y, sobre todo, lubricante.

Mucho lubricante.

 

Te interesa leer también este post: sexo anal



Comentar

Se el primero en comentar

Notificación de
avatar
wpDiscuz