Sexo anal

El sexo anal es al sexo lo que las lenguas muertas a la cultura. A mayor conocimiento del primero, mayor aprovechamiento del segundo. Aún más, en el terreno sexual, la exploración de los clásicos eróticos tiene que ser más exhaustiva. Por ser más clara, si quieres saber latín tendrás que dominar el griego. Al principio, encontrarás las clásicas presunciones y mitos sobre el sexo heleno: no es agradable para ellas, los hombres actúan como si estuvieran rodando películas porno, todos lo hacen excepto tú, no existe eso del orgasmo anal, etc.

No importa qué tan sexualmente aventurera seas, es normal sentir un poco de miedo ante la idea de que tu chico toque tu puerta trasera.

“El sexo anal es a veces visto como un tabú, y puedes tener obsesiones al respecto por varias razones”

Aunque tener sexo anal se pueda convertir en una Odisea, hay que dejar claro que, al fin y al cabo, es una forma más de… follar. Y es que la facticidad de esos mitos pone de relieve que la gente no habla lo suficiente sobre el placer anal.

LA PREPARACIÓN ES CLAVE

Una vez que los dos estén en la misma sintonía, ¡es momento de prepararte! Lo primero en tu lista de compras: toneladas de lubricante. "Tu esfínter anal es mucho más estrecho que la vagina", es por eso, porque a los hombres les excita tanto esa zona...porque se ajusta mas apretadamente a su pene y les hace sentir mucho mas el placer...dejando de lado el morbo de lo no convencional o incluso prohibido.

"Después de algún tiempo se afloja, pero hay que usar un montón de lubricante para evitar desgarros." Más allá del dolor involucrado, cualquier desgarre en el área puede provocar una infección. 

La penetración de los dedos en el interior del ano. Primer contacto

  • Placer: Es una práctica extendida en la masturbación femenina y suele complementar las caricias anales que estimulan dicha zona erógena. Hay mujeres que comparan esta penetración con la vaginal.
  • ¿Duele?: Con los dedos suele ser menos doloroso que con el pene o los juguetes sexuales. Las caricias que se dan previamente hacen que la zona se relaje, además humedecerla con un lubricante hidrosoluble evitará que se irrite y que duela. Otra opción es la saliva, aunque si no eres una experta en la materia, el lubricante siempre será mejor opción.
  • Precauciones: Las manos son portadoras de muchas bacterias, por lo tanto es importante tenerlas limpias antes de cada relación, sobre todo en las anales.
  • ¿Y él?: Puede ser un primer paso antes de iniciarse en los juguetes sexuales. Como hemos explicado en apartados anteriores, la penetración rectal es para el hombre sinónimo de placer y el hecho de no utilizar objetos externos hace que sea algo más íntimo.

Superadas las incertidumbres iniciales de principiantes en el arte griego y, tras haber mostrado las formas y juguetes para alcanzar el orgasmo anal, os traigo las posturas sexuales más eróticas con las que ensalzar la estética del sexo anal más sensual. Porque no va a ser todo a estilo perrito y porque la belleza de las formas es parte del morbo y, por ende, otro motivo de excitación… Y, sobre todo, porque os encanta que el Kamasutra se practique con elegancia y sensualidad.

A continuación, os muestro 5 imágenes con sugerentes comentarios para vuestro deleite.

Posturas sexuales

5 posturas del Kamasutra anal más sexi

  1. El gusano de seda

Para convertirse en la más bella mariposa que vuele a los confines del erotismo…

Sexo anal

Es ideal si la pareja ostenta un miembro considerablemente grande, pues solo permite media penetración. Los glúteos sirven de “tope de seguridad” e incitan a un sexo anal en el que únicamente se introduzca el glande. Además, el cuello queda a merced de las caricias de su lengua para deleite de un slow sex pasional. Un anal cocinado a fuego lento para degustar los placeres más íntimos en pareja.

  1. La dominatriz perspicaz

O de cómo controlar los placeres traseros con movimientos tan sutiles, como agradables y bellos…

Sexo anal

En esta postura podéis gobernar todos los placeres y la profundidad de las embestidas, alternando los ángulos y la altura de las caderas. De modo que si os movéis ligeramente hacia un lado, el pene se ceñirá con más tensión en el opuesto, otorgando sensaciones sublimes. ¿No os parece que es el Kamasutra anal más sexi?

Además, al cruzar las piernas mantenéis a vuestros compañeros en constante esmero, flexionando sus rodillas al compás de vuestros ritmos y produciéndoles un ardor incontrolable. Al tiempo, no tendréis que preocuparos por un rápido desenlace, pues el hecho de tener que vigilar su equilibrio retrasará el punto de no retorno.

  1. La secretaria

Como Maggie Gyllenhaal en la película homónima (Secretary), para aquellas que adoran los juegos BDSM… O simplemente, para las que gustan en salpimentar con role-playing de vez en cuando…

Sexo anal

Podéis enriquecer la representación doméstica intercalando nalgadas (o un refinado spanking con un pequeño y suave látigo), alternándolos con tiernas caricias sobre las areolas, y gratos pellizcos que muestren el nivel de vuestras artes amatorias. Aunque si nos os va eso del BDSM ni el bondage, no os preocupéis, esta posición también es óptima para un masaje de clítoris simultáneo. Y es que las posturas no solo sirven para saber el ángulo y profundidad de la penetración…

  1. La funambulista

La mayoría de las mujeres andamos todos los días por cuerdas flojas, pero sé que hay algunas que se llevan las acrobacias a la alcoba… Y otras que pueden ejecutar ¡las más increíbles asanas de yoga!

Sexo anal

Como ya habréis averiguado, no voy a hablaros de comodidad. Y no es que quiera poner dificultades al sexo anal; es que hay parejas que disfrutan de los retos. Pues bien, hacerlo en esta posición es un desafío ideal para compañeros con penes grandes (¡y gran equilibrio!). Y es excelente, para las que no creen en que lo más sencillo sea siempre lo mejor. Eso sí, las acometidas han de ser dulces, dulces…

  1. La bancada

¡Tranquilas! No hay que llevar las manos a los tobillos, simplemente cabe deslizarlas hasta donde nos sintamos cómodas… Por ejemplo, a las rodillas. Siempre y cuando hagáis la flexión de la espalda (e incluso, aunque reposéis la cabeza sobre una cama), esta postura puede ser la más satisfactoria de todas. ¿Por qué?

Sexo anal

Porque es insuperable para que vuestra pareja use un anillo vibrador… ¡al revés! ¿Cómo es eso? Muy sencillo: los anillos para penes se suelen usar con la cabeza vibratoria hacia arriba, sobre el pubis, de modo que estimule el clítoris al estilo misionero o vaquera. En esta ocasión, consiste en que la cabeza vibradora se posicione hacia abajo (sobre los testículos) para masajear la vulva y labios, y tener el sexo anal más erótico y placentero de la Historia.

 

 

También te interesa otra vertiente del sexo anal, pero esta vez tu eres la que das por detrás...ver aquí

Comentar

Se el primero en comentar

Notificación de
avatar
wpDiscuz