Tu ciclo hormonal afecta a tu atractivo sexual

Por más que apuntes fechas en el calendario, que te observes a ti misma para saber cómo controlarlo, las hormonas te pueden.

Y no me estoy refiriendo a ESAS-MA-RA-VI-LLO-SAS sensaciones de pesadez, hinchazón, dolor en los pechos, o tontería y ganas de llorar en general, no. Me refiero a esos días (que ojalá supieras exactamente cuándo van a ocurrir) en que estás especialmente guapa, especialmente sexy, que todo sale rodado, y que eres capaz de comerte el mundo. Si supieras exactamente cuáles son, fijarias todas tus citas en esas fechas.

¿Sabías que tu ciclo menstrual tiene 4 fases bien diferenciadas y que eso te afecta a nivel físico y psíquico?

En la primera (el día 1 del ciclo, que ya sabes lo que supone), sangramos y los estrógenos vuelven a nuestro cuerpo. Es la fase de estar hecha fosfatina.

En la segunda (entre los días 7 y 13) ocurre la fase preovulatoria donde el estradiol, que es el estrógeno que generan los ovarios, nos hacen sentir que tenemos energía de nuevo.

La tercera fase ocurre entre los días 14 a 20 del ciclo. Es justo cuando estamos reguapas, rebuenas, nos podríamos comer el mundo con patatas. En esta fase es cuando sales en chandal a comprar el pan, con el pelo recogido en una coleta con una gomilla chustera, y ligas cuando menos te lo esperas y donde menos te lo esperas… que si guapa, que si princesa… no te lo explicas. En esta fase tienes todo el mojo de Austin Powers. El mojo en realidad se llama progesterona, y es lo que nos hace sentirnos poderosas.

Pero, ay, amiga, del 21 al 28 llega esa putada que se llama fase premenstrual, que nos hace estar un poco medio bobas, comprarnos botas tejanas que JAMÁS nos pondremos, y estar con la lágrima detrás de la oreja all the time.

 

No estas loca. No eres inestable. Eres un laboratorio de química con patas. Asúmelo y, si tu regla es bastante estable, UTILÍZALO. Oye... no en vano le llaman armas de mujer ¿no?

Comentar

Se el primero en comentar

Notificación de
avatar
wpDiscuz