Y llegó la noche

Disfrute lánguido, disfrute pausado,
las manos ya no corren como antes,
se acentúa la pasión,
y llega la explosión.

Recuerdos efímeros de noches violentas,
de sudores recogidos, de jadeos incesantes,
de placeres inolvidables,
de cuerpos desprotegidos.

El tiempo llegó, la sexualidad se escondió,
solo queda la sensibilidad unida a la pasión,
cuerpos que piden, mentes que sueñan,
tristes recuerdos de noches y tardes
que no se olvidan

Comentar

Se el primero en comentar

Notificación de
avatar
wpDiscuz