Zonas erogenas en los hombre, descubres su punto g..y más

Sobre todo en Oriente, uno de los juegos sexuales que más agradecen los hombres es que su pareja, hombre o mujer, sepa estimular con los dedos el llamado punto R. Éste es el equivalente masculino al polémico punto G, que se encuentra a la entrada de la vagina y que proporciona a la mujer un orgasmo intensísimo.

 

Todo el tiempo hablamos del Punto "G" de las mujeres, el Punto “G” masculino sigue siendo un tabú y por ello, muchos hombres no se atreven a experimentar placer a través de esa zona, ya que piensan que sólo es para las relaciones homosexuales, ¡error!

El R es, si cabe, un punto aún más controvertido y se halla en el recto del hombre, lo que implica que sólo se puede estimular a través del ano. Sus defensores aseguran que se trata de una zona muy rica en terminaciones nerviosas que anatómicamente se localiza en la próstata, alrededor de la uretra y justo en el cuello de la vejiga. Al parecer, la excitación manual del punto R provoca un orgasmo mucho más intenso que el peneano y la eyaculación de una mayor cantidad de semen.

 

Los testículos son muy sensitivos, pero el Rafe es la parte más sensible. Esta fina costura de piel que corre por el centro del escroto, de arriba abajo, está repleta de terminaciones nerviosas. Esta zona puede estimularse en la postura del “perrito”.

Pero si pensabáis que no tenían más....todo un error:

 

A continuación te presentamos las 8 zonas que vuelven locos a los hombres en la cama.

Punto “F”

Debajo del pene hay una franja estrecha de piel llamada frenillo, que posee un extraordinario potencial de placer. La postura del “perrito” o la “misionera” es ideal para lograr la máxima fricción; o bien, durante el sexo oral, mueve tus manos hacia arriba y hacia abajo en sincronía con tu boca para acariciar la zona.

Punto “G”

Se encuentra en la próstata, una glándula del tamaño de una nuez que está bajo la vejiga masculina. Una forma fácil de acceder a ella es con la introducción del dedo (ligeramente doblado) en el ano a uno 5 centímetros de la entrada, aquí encontrarás una masa redondeada. Tócala, masajéala e imprime ritmo conforme a la excitación de tu pareja.
 

 Punto “X”

La línea del centro de su trasero, junto con el pliegue donde cada glúteo se une con el muslo, más el pliegue del interior de sus muslos, forman una “X”. Esta zona es muy excitante porque abarca la zona del ano, el perineo y los testículos, sin tocarlos de forma directa.

Punto “C”

La oreja es una zona erótica, y el lugar más excitante es el cartílago, debido a que tiene los grupos más grandes de terminaciones nerviosas. Besa su cuello y oreja; exhala para que tu aliento tibio caliente el área. Coloca tus labios en lo alto de su oreja y deslízalos hacia abajo, luego mordisquea y chupa esta zona.
 

Punto “W”

Mueve tu dedo como una serpiente sobre su pecho, creando un camino de placer. Con la punta de tu dedo en la esquina superior de uno de sus pechos y desliza hacia abajo a lo largo del pectoral; zigzaguea al otro lado hasta formar la “W” y a la inversa.
 

Punto “8”

Coloca tus dedos debajo de su pene, donde éste se une con su escroto. Dibuja lentamente un anillo con tu dedo alrededor de la base de su pene; luego forma otro aro alrededor de su escroto; de esta manera formarás un “8”. También puedes utilizar tu lengua.
 

Punto “O”

Según el sexo tántrico, frotar el cóccix de un hombre desata su energía sexual. El espacio en forma de “O” en la base de la columna vertebral está lleno de nervios que están conectados al pene, y acariciarlo puede despertar su libido. Pon dos dedos de cada mano en este punto y traza pequeños círculos mientras besas su espina dorsal.
 

 

¿Los pondréis en práctica?

Ánimo vuestro chico, os lo agradecerá segurisímo!!!

 



Comentar

Se el primero en comentar

Notificación de
avatar
wpDiscuz