Beso Blanco. Arriesgado juego sexual

Beso Blanco. Arriesgado juego.

Beso Blanco. Arriesgado juego sexual


El beso blanco consiste en realizar sexo oral a una persona para luego besarle e introducir el semen en la boca.

Está considerado dentro de las prácticas sexuales de riesgo precisamente por el contacto de este fluido corporal con la mucosa bucal, lo que podría contagiar infecciones de transmisión sexual (ITS).

Generalmente es el varón quien alcanza la eyaculación en la boca de su pareja para que ésta le pase su semen a través de un beso como una forma de intercambiar el rol de dominante a pasivo tras la felación al recibir el esperma.

Es frecuente que el snowballing se presente en las películas porno como parte de una práctica llamada bukkake, sexo en grupo donde una serie de hombres se turnan para eyacular sobre una persona (varón o mujer).

De ahí que se convierta en fantasía sexual de muchas personas.

Así como existe el beso blanco, el beso negro consiste en mantener contacto bucal y anal convirtiéndose en una posible combinación doblemente riesgosa.

 

Beso Blanco, arriesgado juego sexual

 

 

Mantener los espermatozoides en la boca no puede causar embarazo. ( Imagino que a estas alturas de la película ya lo sabéis, pero por sí acaso yo aviso)

Es algo muy obvio.

 

Riesgos del beso blanco

Pero lejos de ser sexo seguro, practicar la bola de nieve implica intercambiar fluidos corporales sin ninguna barrera bajo los mismos riesgos de tener sexo oral sin protección:

Principalmente la exposición a ITS como el virus de inmunodeficiencia humana (VIH/sida), sífilis, gonorrea, hepatitis (A, B y C), virus del papiloma humano (VPH) o herpes genital en caso de que la pareja esté infectada con alguno de estos padecimientos.

El snowballing tiene alto riesgo de transmisión del VIH cuando la persona que recibe el semen en la boca lo traga, tiene lesiones bucales (como encías sangrantes) o infecciones de transmisión sexual sin tratar.

 

¿Sexo seguro vs. beso blanco?

 

Cualquier práctica sexual donde se evite que semen, sangre o flujo vaginal de una persona entren en contacto directo con heridas abiertas o mucosas (piel del ano, uretra, glande, vagina o boca) de otra persona es considerada sexo seguro. 

 

 

Lo más recomendable si deseas alejarte del riesgo de transmisión del VIH y de otras ETS.

Aunque se sabe que las enzimas presentes en la saliva pueden destruir al virus de inmunodeficiencia humana y que es posible que el virus contenido en el semen muera en el estómago gracias a la acción de los ácidos.

Lo más recomendable es que, si no tienes seguridad acerca de la salud de tu pareja, realices sexo oral con preservativo o protección de látex (en caso de hacerlo a mujeres); además, evita la eyaculación en la boca y, sobre todo, ingerir el semen.

Pero si al calor del momento te resulta imposible evadir el semen en la boca, escúpelo rápidamente y enjuágate la boca con agua para minimizar el contacto con la membrana bucal.

(Lee también: Haz una mamada de nivel 10)

En caso de tener una relación estable y monógama donde ambos integrantes estén sanos, ingerir el semen no representa riesgo para su salud.

No obstante, deben mantener comunicación en cuanto al tipo de prácticas sexuales con las que se sientan cómodos, pues dar un beso blanco es decisión mutua.

A la mayoría de los hombres les parece excitante la idea de dar un beso blanco, pero para llegar al éxtasis no es necesario hacerlo.

Durante mucho tiempo se pensó que este intercambio de fluidos era inofensivo, pero sólo es menos peligroso que el coito cuando se trata del contagio de una enfermedad de transmisión sexual.

 

Beso Blanco, arriesgado juego sexual

 

 

Y recuerda 

El sexo no se explica… ¡Se practica!

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: