¿Conoces el afamado ‘Mile High Club’? [el club de los que han tenido sexo en un avión]

Para formar parte del ‘Mile High Club’ (Club de la Milla de Altura) no hace falta ser piloto, pasar una rigurosa entrevista o sacarse el carnet de ninguna asociación. Para pertenece a tan selecto club tan solo es necesario haber mantenido relaciones sexuales en un avión durante el vuelo, siempre que haya sido a más de una milla de altitud (1609,3m), de ahí su nombre. Pero no esperes formar parte de una lista VIP o recibir una credencial, es tan solo un club ficticio… no hay ningún organismo oficialmente constituido donde puedas hacerte miembro; aunque sí existe una página web donde se pueden encontrar hasta las instrucciones para ingresar en el club y una tienda con camisetas, tazas, pegatinas…

Resultado de imagen de Mile High Club

La leyenda dice que Lawrence Burst Sperry (inventor del piloto automático en 1914), fue el primer miembro en ingresar y de hecho se considera su fundador. Al parecer le estaba enseñando el funcionamiento de su invento a una celebridad local, Cynthia Polk, cuando su avión se estrello en el agua mientras… ‘inauguraba el club’, debido a que desconectó el piloto automático accidentalmente.

Resultado de imagen de Mile High Club

Según comentan los que han disfrutado de tal experiencia la menor presión atmosférica en la cabina de vuelo y la continua vibración mejora los orgasmos, evidentemente también hay que añadir el factor riesgo y la emoción de hacer algo prohibido.

Imagen relacionada

El lugar más frecuente para mantener relaciones sexuales en un avión suele ser en los lavabos, aunque cada vez son más aquellos intrépidos viajeros y viajeras que lo realizan en sus butacas (sobre todo en vuelos nocturnos). Según los datos que ofrecen las fuentes consultadas, el personal de aviación suele ser quienes más practican el sexo durante el vuelo, siendo muy superior al de los pasajeros que se arriesgan a hacerlo.

Resultado de imagen de Mile High Club

Cabe destacar que el hecho de practicar sexo en un avión está prohibido por la inmensa mayoría de aerolíneas y aquellos pasajeros que son pillados ‘infraganti’ suelen ser multados e incluso puestos a disposición de la autoridad.

Por si estáis interesados, es incluso posible contratar un vuelo para llevar a cabo tal fin: la empresa británica Mile High Flights ofrece tal posibilidad desde el módico precio de 640 libras por media hora de pasión (el paquete básico), a partir de aquí todo es posible, incluso contratar la asistencia de un tercer pasajero por 125 libras más.

 

Comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de

A %d blogueros les gusta esto: